Trabajadoras musulmanas acusan a Amazon de discriminación

El gigante tecnológico les negó a las empleadas somalíes el espacio y tiempo para orar, además de otras acciones discriminatorias

Trabajadoras musulmanas acusan a Amazon de discriminación

Washington DC

AA - En el estado de Minnesota un grupo de mujeres musulmanas presentó una queja federal en contra de Amazon, argumentando que la empresa les negó el espacio y tiempo para poder orar regularmente y les dio un trabajo menos favorable en comparación con sus compañeras blancas.

Las tres empleadas, de origen somalí, aseguraron que la compañía creó un ambiente de trabajo hostil para los empleados de su depósito en Shakopee, Minnesota, en Estados Unidos.

La queja, que fue presentada la semana pasada ante la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC), sostiene que el gigante tecnológico violó el Titulo VII de la Ley de Derechos Civiles, que protege a las personas contra la discriminación religiosa.

“Los cargos también alegan que Amazon creó un sistema discriminatorio de dos niveles en el que a los trabajadores calificados de Somalia y África Oriental no se les tenía en cuenta para ascensos, en favor de los trabajadores blancos, y recibían regularmente trabajos más difíciles”, declaró Muslim Advocates, una ONG que representa a las mujeres involucradas en el caso.

Cuando presentaron las quejas ante la compañía, les entregaron memorandos por escrito que podrían llevar a la terminación de sus contratos.

“Nuestras clientas han sido acosadas, atacadas y tomaron represalias contra ellas no por otro motivo que por su raza, religión y origen”, sostuvo Nimra Azmi, abogada de Muslim Advocates. “Amazon no debería tolerar este tipo de discriminación en ninguno de sus lugares de trabajo o instalaciones”.

La organización agregó que mientras los altos cargos de la instalación son blancos, la gran mayoría de trabajadores provienen de África Oriental.

La queja también señala que después de que las empleadas protestaron contra la discriminación, la administración de Amazon dio inicio a una “campaña de acoso de represalia” en contra de las trabajadoras.

“El mensaje de Amazon contra las trabajadoras somalíes ha sido claro: desde que protestaron contra las acciones discriminatorias de Amazon, su administración ahora crearía un ambiente tan acosador y hostil que serían obligadas a renunciar”, aseveró Muslim Advocates en una carta dirigida al EEOC.

Dos de las tres empleadas que presentaron la queja contra Amazon siguen trabajando en la compañía, mientras que la tercera renunció en diciembre, bajo el concepto de “despido constructivo”, una figura mediante la cual un trabajador renuncia debido al ambiente hostil creado por este al interior de la empresa.

(Servicio Español de la Agencia Anadolu)



Noticias relacionadas