Operación Fuente de Paz

El objetivo es la tranquilidad
el blanco es el terrorismo

Un plato esencial de los días especiales: sopa de boda

"Si hay sopa en una casa, entonces todo va bien”

Un plato esencial de los días especiales: sopa de boda

Un plato esencial de los días especiales: sopa de boda

Un autor dice que “si hay sopa en una casa, entonces todo va bien”. La sopa es un plato tanto curativo como fácil de preparar. Tiene una historia muy antigua. En las escrituras cuneiformes hititas, se indica que los humanos cocinaban la sopa y mezclaban trigos, cebollas, arvejas, garbanzos, lentejas con la carne y lo consumían como sopa. En la Antigua Grecia, se hacía la sopa de arvejas y alubias carillas. La sopa siempre tuvo un lugar especial también en el Imperio otomano. Tanto en la cocina de palacio como en la cocina popular, se tomaba la sopa cada día al menos en una comida y se usaban los ingredientes muy diferentes para hacer la sopa. Las almendras, habas, castañas, naranjas amargas y albaricoques son solo algunos de estos ingredientes. La mayoría de las sopas preparadas con estos ingredientes ya no forman parte de la cocina turca actual. Pero hay una sopa heredada de la cocina turca que es uno de los platos favoritos de la cocina turca. Esta sopa, hecha con carne de cordero y en los días especiales, principalmente en las bodas, se llama “düğün çorbası” (sopa de boda). Como pueden imaginar, les daremos hoy la receta de esta sopa.

 

Los ingredientes:

500 gramos de pescuezo de cordero

6 vasos de agua – para hervir la carne

4 cucharadas de mantequilla – una cucharada de esta cantidad para decorar la sopa

2 cucharadas colmadas de harina

Sal

Pimienta negra

4 cucharadas de yogur

Jugo de medio limón

Una yema de huevo

Pimiento rojo molido

 

Cómo preparar la sopa de boda:

Primero ponemos la carne y 6 vasos de agua en una olla y los dejamos hervir. Cuando se hierva el agua bajamos el fuego y cocinamos con la tapa cerrada a fuego medio. Cuando la carne esté bien cocida, la colamos en un colador de alambre y guardamos el caldo en un tazón. Cuando se enfríe la carne, la apartamos de sus huesos y después la picamos en trozos pequeños.

Asamos ligeramente la mantequilla y la harina en una olla. Ponemos poco a poco 3 vasos de caldo de carne y 3 vasos de agua y lo mezclamos. Agregamos también los trozos de carne.

Mezclamos el yogur, la yema de huevo y el jugo de limón en un tazón. Ponemos un cucharón del agua de la sopa en el aderezo y lo calentamos. Después, agregamos esto aderezo en la sopa mezclando constantemente. Ponemos la sal y dejamos hervir.

Ponemos el pimiento rojo molido en una cucharada de mantequilla derretida en una sartén y lo vertemos sobre la superficie de la sopa y lo servimos.

¡Buen provecho! heart

 



Noticias relacionadas