Operación Fuente de Paz

El objetivo es la tranquilidad
el blanco es el terrorismo

A todos les encantará esta fusión de pollo y nuez

“Çerkes tavuğu” (pollo circasiano), un plato de los circasianos, un grupo étnico del Cáucaso

A todos les encantará esta fusión de pollo y nuez

A todos les encantará esta fusión de pollo y nuez

No sería erróneo decir que la cocina turca es una de las pocas cocinas del mundo. Porque numerosas cocinas desde Asia Central hasta los Balcanes tienen impacto en los platos turcos. El proceso, que comenzó con la emigración de los turcos de Asia Central a Anatolia, y que continuó con la extensión de las fronteras del Imperio otomano hasta Oriente Medio y los Balcanes, causó la combinación de diversos sabores y comidas. Por lo tanto, la cocina turca es muy rica tanto por los ingredientes usados como por los métodos de cocción. Distintas naciones y tribus, que emigraron a la geografía de Anatolia, llevaron consigo sus culturas de comer y beber y contribuyeron a que la cocina turca se enriqueciera. La receta que compartiremos hoy con ustedes se llama “Çerkes tavuğu” (pollo circasiano), que es un plato de los circasianos, un grupo étnico del Cáucaso. Esto sabroso plato de pollo es consumido generalmente frío o como aperitivo. Ya podemos dar la receta.

 

Los ingredientes:

Para hervir el pollo;

1 pollo entero

1 cebolla

1 zanahoria

5 o 6 tallos de perejil

1 tallo de apio

Sal

Pimienta negra

 

Para hacer pollo circasiano;

250 gramos de nueces

4 o 5 trozos de rebanadas de pan duro

2 dientes de ajo

1 cucharadita de pimiento rojo molido

2 vasos de agua de caldo de pollo

 

Primero hervimos el pollo hasta que esté blando en el agua en que agregamos cebolla, zanahoria, perejil, tallo de apio, sal y pimienta negra. Retiramos el pollo hervido del agua, dejamos que se enfríe, lo separamos de su piel y huesos y lo desmenuzamos. Mientras tanto, majamos las nueces en un mortero o las trituramos en un procesador de alimentos. Suavizamos las rebanadas de pan en el caldo de pollo, después las exprimimos y agregamos en las nueces. Mezclamos bien hasta que sea una mezcla suave. Agregamos los dientes de ajo machacados y la sal en esta mezcla. Diluimos la mezcla añadiendo un cuarto del vaso de caldo de pollo tibio. Ponemos el pollo picado en trozos pequeños en un plato para servir. Vertemos la salsa de nueces sobre el pollo y mezclamos bien. Alisamos la superficie del plato con el revés de una cuchara. Lo decoramos con el pimiento rojo molido y lo servimos tibio o frío.

¡Buen provecho! heart

 

 



Noticias relacionadas