¿Por qué Turquía compra los S-400?

La necesidad de sistema de defensa aérea de Turquía no es un caso de un año y gasta su esfuerzo para recuperarla desde hace la última década

¿Por qué Turquía compra los S-400?

El gobierno turco no se rendirá a las presiones sobre los S-400

El presidente de Turquía Erdogan el 12 de junio de 2019 en su última valoración declaró la firmeza alta de Turquía diciendo: “No digo que Turquía vaya comprar los sistemas de defensa S-400, ya lo compramos. Ya se acabó este tema. Firmamos el acuerdo a un buen precio y además con el compromiso de pasar a hacer producciones conjuntas. Ojalá que venga lo antes posible. No debemos pensar separadamente la crisis de Siria de los S-400 y los F-35”.

También al mismo día, el 12 de junio el Día de Rusia, el embajador ruso en Ankara Alekséi Yerhov expresó que no se cambiará la postura de Rusia sobre los S-400, los equipos técnicos de Turquía y Rusia mantendrán las labores.

A la luz de las valoraciones Turquía muestra una postura nueva e importante a pesar de todas las presiones claras procedentes de los EEUU y la OTAN. Es anunciado que comenzarán a llegar a Turquía las primeras piezas de los S-400 a partir de julio. A través del acuerdo pactado entre Turquía y Rusia los S-400 solamente pueden utilizarse en las tierras donde Turquía es dominante. Según este artículo no es válida la polémica si Turquía puede comprar y venderlos a un tercer país, que fue abordada frecuentemente en los últimos tiempos. Pero si se profundiza la crisis entre Turquía y los EEUU, Turquía puede tener el derecho de establecer este sistema en la República Turca de Chipre del Norte donde tiene su propia base.

Turquía compra los S-400 como un arma de defensa

La necesidad de sistema de defensa aérea de Turquía no es un caso de un año y gasta su esfuerzo para recuperarla desde hace la última década. Pero ¿Por cuál motivo Turquía necesitó comprar los S-400? Porque Turquía evaluó la oferta atractiva de Rusia dirigiéndose a diferentes alternativas debido a la ausencia de la respuesta positiva de los EEUU, su aliado de la OTAN ante la demanda del sistema de defensa de misil Patriot y al final decidió comprar el sistema de defensa aérea S-400. Pero en el proceso actual los S-400 ya no son un sistema militar y se intenta transformar en un caso político por parte de los EEUU.

El Departamento de Estado estadounidense frecuentemente declara que se pueden aplicar distintas sanciones en el caso de que Turquía compre los sistemas de defensa aérea S-400.

Aún por último el apoderado secretario de Defensa estadounidense Shanahan en su carta al ministro turco de Defensa Akar mientras expresó las sanciones también amenazó un país aliado como Turquía. Esta postura estadounidense ni es adecuada a la alianza ni a la diplomacia.

Turquía no compra los S-400 como un arma de defensa. Porque los S-400 son armas de defensa. No debe molestar a ningún país si no considera atacar a Turquía. Los EEUU mientras rechaza a los S-400, alega que puede capturar los sistemas de nuevos aviones de caza F-35 recientemente están en el mercado y no tienen la adaptación con la OTAN. Pero aunque Turquía pidió que se establezca una comisión en común para la inspección y si son correctos las tesis estadounidenses puede renunciarse de la compra, pero los EEUU no lo acepta y de esta manera aprueba que sus alegaciones no son reales.

Los S-400 comprados por Turquía funcionan con un sistema distinto y el control pertenecerá totalmente a Turquía, es imposible que los secretos de los F-35 se capturen por Rusia.

Los EEUU por sus propias relaciones con las bandas terroristas ignora el derecho de alianza ante Turquía

Si se aplica a Turquía CAATSA, la Ley Para Contrarrestar a los Adversarios de los EEUU a través de Sanciones, así puede causar una transformación regional que puede influir no solo a los EEUU sino también a todo el mundo. Tanto será muy costoso como no será solucionable la política de la OTAN y Europa sin Turquía en Mediterráneo Oriental, la Europa Oriental, los Balcanes, el Oriente Medio, etc.

Los EEUU acusa a Turquía por violar el derecho de alianza comprando los S-400. Pero los EEUU como un aliado no dice que no ofrece el sistema aéreo de Patriot que se demandaba por Turquía desde hace muchos años. Este país viola el derecho de alianza al hospedar en su territorio el líder de la banda terrorista FETÖ quien acudió al fallido intento de golpe en Turquía el 15 de julio de 2016 causando la muerte de 200 personas además de cerca de 2 mil heridos. Además ignora que los miembros de esta banda terrorista obtengan el derecho de ciudadanía en los EEUU. También no habla de la alianza mientras entrega armas de miles de camiones o se colabora al norte de Siria con la banda terrorista PKK – PYD que causó la muerte de 40 mil personas entre los años 1980 y 2019 en Turquía dejando a otras miles de personas sin techo.

Los EEUU ignora el derecho internacional amenazando a todo el mundo

Los EEUU lleva a la agenda el derecho de alianza cuando ocupan la agenda sus propios intereses. De misma manera no piensa del espíritu de alianza mientras dice a Alemania que no puedes construir el gaseoducto Nord Stream – 2, también declara a Europa que no puedes establecer su propio ejército sin existir mi permiso o amenaza a todo el mundo con los embargos comerciales violando las reglas de la Organización Mundial del Comercio.

Podemos expresar que Turquía tuvo que comprar los S-400 desde Rusia debido a la negligencia de sus aliados de la OTAN ante la búsqueda de Turquía para un sistema de defensa aérea durante mucho tiempo.

Ya es el tiempo de la preparación estadounidense para tomar las decisiones de sanciones unilaterales contra Turquía, después de Rusia, Corea del Norte, Irán y China considerando sus propios intereses y también es el momento cuando los países europeos que quedarán callados ante estas políticas unilaterales estadounidenses. Si los países europeos quedan callados ante esta situación, tanto surgirá adelante un riesgo contra su propia seguridad sin Turquía como las políticas unilaterales de los EEUU les influirán también un día.

Turquía, como el miembro más importante de la OTAN, ha cumplido con todas sus responsabilidades

EEUU y Europa primero deben entender que la decisión de Turquía sobre los S-400 no es una decisión tomada en contra de ningún país. Mientras que hay muchos problemas en las regiones de crisis en el mundo, considerar como una amenaza un arma comprada con fines de defensa no convencerá a las sociedades del mundo. Durante muchos años, Turquía ha sido el país más activo de la OTAN principalmente en Afganistán, también en Kosovo, el mar Negro, Siria, Bosnia y Herzegovina y en algunos países más. Si EEUU quiere aislar a Turquía a través de sus políticas, no lo podrá lograr y causará la reacción de la sociedad turca. Además, se podría obligar a Turquía a compensar de Rusia y China las necesidades de la industria de defensa en materia de aporte externo. El hecho de que otros países llenen política, económica o militarmente el vacío y el aislamiento que surgirán debido a las sanciones de EEUU, causará que EEUU pierda completamente a Turquía.

La decisión de Turquía sobre los S-400 debe ser tomada en cuenta en conjunto con los principios de soberanía. Turquía prefirió solucionar sus necesidades de defensa aérea con el sistema y el suministrador más apropiados. A causa de que el Gobierno de EEUU no vendió los Patriot, Turquía naturalmente comenzó a buscar a un nuevo proveedor.

El Gobierno de EEUU, justificando la CAATSA, podría imponer sanciones políticas y militares a Turquía, y éstas tendrán consecuencias económicas. Pero estas sanciones no causarán cambios deseados sobre la actitud de Turquía a mediano y largo plazo. Desde la historia, la sociedad turca es una nación que está al lado de los oprimidos y que cree en la democracia. Si EEUU planea poner de rodillas a Turquía castigándola, éste tendrá un impacto contrario.

Cuando los países poderosos se den cuenta de que no pueden traer la paz a este mundo aplastando o amenazando a los países que consideran débiles, la prosperidad llegará a todo el mundo.

 

Este artículo es preparado por Prof. Dr. Salih Yılmaz, el presidente del Instituto de Investigaciones sobre Rusia (RUSEN) y el académico de la Universidad Yıldırım Beyazıt de Ankara.



Noticias relacionadas