¿Conoces el Lago de Sapanca y la leyenda sobre este lago?

Un lugar maravilloso de resposo que esconde una interesante leyenda

¿Conoces el Lago de Sapanca y la leyenda sobre este lago?

El Lago de Sapanca está ubicado en la provincia de Sakarya en Adapazarı. Es un lugar ideal para escaparse de Estambul ya que está a una distancia de unos 120 kilómetros.

No importa cuándo deciden desplazarse allí porque en cada estación el lago y sus alrededores ofrecen un ambiente muy bonito. En verano lo típico es pasear alrededor del lago disfrutar de un buen desayuno con productos orgánicos de la zona o hacer barbacoa.

En las riberas hay diversas cafeterías y restaurantes. Para los que prefieren ser más activos es posible recorrer el alrededor del lago (16 kilómetros) en bicicleta o montarse en una canoa o un patín a pedal.

La leyenda del Lago de Sapanca

Existe una interesante leyenda sobre el lago que se va transmitiendo desde hace años de una generación a otra. Pues, aquí está:

Hace muchos años había un pueblo en el lugar donde se encuentra hoy el lago. Los habitantes de este pueblo eran muy ricos y estaban muy pendientes de sus bienes. Un día llegó desde los montes un viajero pobre pero muy bueno y digno. Este hombre buscó en el pueblo un lugar donde podía albergar pero nadie le abrió su puerta. Pidió a los habitantes que les dieran al menos agua pero nadie se lo dio. Entonces el viajero decidió seguir su camino y al salir de este pueblo nada de hospitalario pero de pronto se encontró con una casita de campo. El hombre que vivía allí vendía tirachinas al pueblo. El viajero tocó la puerta y el dueño le abrió su puerta con una sonrisa invitándole para dentro. Le dio de comer y beber. Incluso le ofreció una cama para pasar la noche en su casita y el viajero lo aceptó con gran gratitud. En la mañana el vendedor de tirachinas le acompañó al viajero hasta las faldas de la montaña por donde quería seguir el viajero su ruta. El viajero se despidió agradeciéndole su actitud tan hospitalaria y el vendedor de tirachinas se puso a regresar al pueblo. Pero al acercarse al mismo vio que ya no había ningún pueblo, había solamente agua. El agua se tragó el pueblo entero formando un lago.

Se podría decir que se confirma esta leyenda porque todavía al día de hoy es posible ver en medio del lago un minarete y dentro del lago hay restos de ciertas estructuras.

 

 

(seyahatdergisi.com)

 


Etiquetas: Lago de Sapanca

Noticias relacionadas