Orientalismo que se convierte en regional / 2

Regresar a su país con los estudios, que no contribuirán a su país, causan problemas desde hace 200 años por muchos aspectos

Orientalismo que se convierte en regional / 2

Orientalismo que se convierte en regional / 2

Perspectiva Global 48

Prof. Dr. Kudret BÜLBÜL*

En el artículo de la semana pasada nos referimos a que el orientalismo cambió de estilo, y que las personas de las sociedades no occidentales están más ansiosas a presentar directamente los estudios al trasladarse a los países occidentales, que antes se ejecutaron in situ por los investigadores occidentales. Y apuntamos el error de que los que se envíen al extranjero para que lleven consigo la acumulación del extranjero traigan al extranjero la acumulación de sus países con los fondos de sus propios países; y que se conviertan en experto de su país en el país a donde se traslada a pesar de que se les esperan que se conviertan en experto del país a donde se traslada.

Los intelectuales que se convierten en forastero

Regresar a su país con los estudios, que no contribuirán a su país, causan problemas desde hace 200 años por muchos aspectos. En esta situación, primero se pierden los gastos para los que se envían al extranjero. El hecho de que los que se envían al extranjero no presten servicio a una esperanza, decepciona el desarrollo de los países y destruye las esperanzas para obtener un resultado. Cuando regresan al país con los estudios realizados para los países occidentales, las personas más calificadas de los países convierten casi en forastero por los países occidentales. Si se trata de Turquía, ¿Podemos decir que esta situación no es una de las razones principales del extrañamiento intelectual que nos enfrentamos desde hace 200 años? Además, es un gran privilegio ir al extranjero especialmente de los países en vías de desarrollo. Se atribuyen más sentidos en el regreso a estas personas que tienen este privilegio. Por eso, es muy grave el efecto negativo causado por los que regresan a sus países como un extrañamiento en su propia sociedad. Podemos entender de las expresiones del gran visir otomano Said Halim Pasha hace un siglo que esta situación no es nueva. Said Halim Pasha mencionó de dos tipos de intelectuales, uno es que no sabe el Occidente y el otro que no sabe su propia sociedad. Y preguntó cuál es más peligroso. Según él, ambos son peligrosos, pero los intelectuales, que saben el Occidente, pero no saben su país, son más peligrosos.

Una parte de los que se quedaron más en el extranjero regresaron a su país casi un odio debido a que se extrañaron a sus propias sociedades. Pero, sus sociedades muchas veces progresaron más en este proceso. Lo que se espera a los que regresan del extranjero es su acumulación obtenida en el extranjero en lugar de repetir de manera dura y humillante las deficiencias de la sociedad. Y, además, se espera que no transmitan a su país con admiración la literatura y las teorías del extranjero, sino que revisen la literatura y las teorías con la acumulación de su país al verificarlas de una manera crítica.

Orientalizarse a sí mismo…

Los que ejecutan investigación en el extranjero en nombre de las instituciones públicas y los que ejecutan en nombre de las instituciones académicas, los académicos pueden ser más peligrosos debido a que construyen las generaciones futuras, cuando se extrañan a sus sociedades. Las informaciones, teorías y los métodos e índices enseñados en las ciencias sociales en los países occidentales sin duda son muy significativos para dichos países. Estas informaciones pueden ser explicativas a cierta medida para otros países. Pero, cuando los académicos enseñan completamente las ciencias sociales como política, sociología y economía como el Occidente, pueden traer el desarraigo y la sin historia a sus países, ya que en la literatura de ciencia occidental no se encuentran muchas veces los enfoques y las informaciones sobre las sociedades no occidentales. Se esperan que los académicos no occidentales den lugar a estas informaciones, y luego se esperan a los académicos que mezclen su propia acumulación y la acumulación científica occidental. Cuando no lo hacen, la historia y la acumulación de un país se descartan por parte de sus propios académicos.

El origen del problema

Sin duda hay investigadores que ejecutan estudios muy valiosos para su país en el extranjero. Al mantener fuera estos investigadores, podemos decir los orígenes del problema como siguiente:

El país remitente no hace una regulación restrictiva y directiva sobre el tema: No importan las instituciones públicas o las universidades, las instituciones generalmente no ponen una limitación a los que se envían al extranjero. Además, en algunas condiciones, el candidato puede elegir su país.

Los salientes toman atajos: Necesitan que los salientes al extranjero deban trabajar los temas sobre el país a donde llegan y deban sepan mejor el idioma de ese país. Ya que los círculos académicos con los que tienen relaciones tienen más información sobre el tema. Pero, en caso de que trabajen un tema sobre su país, no necesitan forzarse a sí mismos más. He presenciado muchos estudios de doctorado que no tienen ni un sentido mucho para sus países debido a que toman atajos. Un estudiante en Austria me dijo que trabaja la política de Turquía sobre la Unión Europea, y el otro en Alemania dijo que trabaja sobre el Partido de la Justicia y el Desarrollo, y ambos dijeron que no quieren regresar a Turquía. Y yo les dije que Turquía necesita más a las personas con doctorado en el extranjero, pero que las personas en las calles en Turquía saben muy bien sus estudios. Y luego les pregunté qué podrían contribuir a Turquía con estos estudios. Y dije que trabajar estos temas en Europa son muy significativos para los europeos, por eso sería mejor que busquéis sus futuros en Europa. Además, dos temas de doctorado que presencié en EEUU en 2017 fueron muy semejantes: “Movimientos Islamistas en Turquía” y “Efecto del Sufismo al Movimiento Kurdo”. Aunque no pude convencer a ellos, les dije: “¿Qué tipo de contribuciones consideran ofrecer a su país cuando regresen a Turquía? Si hubieran trabajado el evangelismo y las relaciones religioso-estatales en EEUU, Turquía habría necesitado más a ustedes”.

La orientación de los académicos con visión imperialista en los países a donde se trasladan: Pueden ser efectivas este tipo de orientaciones en algunas situaciones. Pero, estas sugerencias no son un obstáculo que no se puede superar en caso de que estén insistentes. Cuando accedí a la entrevista en una universidad en el Reino Unido durante mis búsquedas de doctorado, les dije mi deseo de trabajar un tema sobre el Reino Unido. Y me aceptaron diciendo que “Increíble, nos hemos encontrado por primera vez a una propuesta de trabajo occidentalista.

Sin duda, en algunas situaciones pueden requerir los estudios sobre Turquía, además deben estimularse. Es muy valioso que la historia y la herencia otomana, que interesan mucho a la historia de muchos países, se expliquen correctamente a todo el mundo de manera correcta por los académicos turcos. Fuera de estos campos, podemos resolverse o pudieron resolverse a cierta medida los problemas que hemos enfrentado desde hace 200 años con una regulación acerca de que trabajar sobre Turquía pertenece al permiso de las instituciones que envían estudiantes al extranjero. Si se impone la regla a las instituciones de no trabajar sobre Turquía cuando envíen al extranjero, se podrán contribuir a superar el problema.

Al contrario, continuaremos perdiendo a los investigadores, que salen al extranjero, dentro de los estudios ejecutados para el Occidente como lo mencionado en el poema “Masal” de Sezai Karakoç.

Prof. Dr. Kudret BÜLBÜL, decano de la Facultad de las Ciencias Políticas de la Universidad de Yıldırım Beyazıt en Ankara

 



Noticias relacionadas