Los hospitales de Brasil recurren a la técnica 'manitas de amor' que son guantes de látex llenos de agua tibia

Es lo más parecido al contacto humano convirtiéndose en un apoyo emocional para el paciente además de aumentar el flujo sanguíneo


Etiquetas: