Los españoles pasan casi la mitad del día delante de una pantalla

Esto se puede traducir en insomnio, miopía o falta de atención