Esta central hidroeléctrica evita que el río se congele incluso cuando se expone a temperatura extremadamente fría

El río Yeniséi en el este de Rusia no se congela ni siquiera a menos 50 grados gracias al efecto térmico de la central hidroeléctrica ubicada en las cercanías. Cuando la ciudad de Krasyonarsk experimenta heladas intensas, queda enterrada bajo el denso vapor que sube del río.