Basuras y plásticos en el fondo del mar

Una inmersión a 10.928 metros de profundidad evidencia la tragedia de los plásticos