Agencia sanitaria de Brasil autorizó los estudios clínicos en humanos de la vacuna anti-COVID-19

De acuerdo con los cálculos del Gobierno de Sao Paulo, la vacuna brasileña podría empezar a aplicarse en la ciudadanía desde agosto de este año

1655470
Agencia sanitaria de Brasil autorizó los estudios clínicos en humanos de la vacuna anti-COVID-19

(AA-Servicio en español)   

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) de Brasil entregó este miércoles 9 de junio la autorización al Instituto Butantan de Sao Paulo para que inicie los ensayos clínicos en humanos de la vacuna ButanVac contra el coronavirus.

Esta sería la primera vacuna producida 100% en Brasil sin la necesidad de importar materiales o insumos de otros países. Su rápido desarrollo se debe a que está basada en la vacuna de la influenza, de la cual la organización produce millones de dosis al año.

“Anvisa acaba de autorizar los ensayos clínicos con ButanVac, la vacuna del Butantan contra el COVID-19, que no depende de insumos de otros países para su producción. El Instituto Butantan ya tiene listas 7 millones de dosis de ButanVac. Una gran noticia. ¡Gracias Anvisa!”, publicó en sus redes sociales Joao Doria, gobernador del estado de Sao Paulo y quien ha liderado la distribución de vacunas contra el virus hacia el Gobierno Federal para apoyar al plan nacional de vacunación.

La primera fase del ensayo en humanos contará con 400 voluntarios, de un total de 6.000 personas que participarán en las tres fases de los estudios clínicos.

Desde finales de marzo, la vacuna se encontraba lista para iniciar la fase de ensayos clínicos en humanos.

“Nuestra expectativa, si hubiera aprobación de Anvisa de estas tres fases de estudios (I, II y III), es que en agosto podríamos iniciar la vacunación con este biológico íntegramente producido aquí en Brasil. No necesitaremos importar los insumos que en el momento presente vienen de China (para la CoronaVac)”, informó Doria.

El objetivo es que, de ser eficaz contra el virus y obtener la aprobación de Anvisa, la vacuna pueda usarse no solo en Brasil, sino venderse a países de recursos medios y bajos, que en la actualidad enfrentan obstáculos para adquirir los fármacos que ya se encuentran en el mercado. De obtener la aprobación del uso de emergencia, la ButanVac podrá empezar a ser usada en Latinoamérica desde 2022.



Noticias relacionadas