Cerca de 700 millones de personas sufren de escasez de agua alrededor del mundo

Así lo señala un informe del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), según el cual 2.700 millones de personas viven en cuencas hidrográficas que sufren de escasez de agua al menos durante un mes al año

1468285
Cerca de 700 millones de personas sufren de escasez de agua alrededor del mundo

(AA-Servicio en español)     

Las fuentes de agua, elemento indispensable para el ciclo de la vida en la Tierra, disminuyen día a día debido al cambio climático, el consumo excesivo y su uso en el riego y producción de energía. Esto profundiza la difícil situación de 700 millones de personas que sufren escasez de agua en todo el mundo.

Según el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), solamente cerca del 2,5% de los recursos hídricos del mundo son de agua dulce, a pesar de que casi todo el planeta está cubierto de agua. El 70% de esta agua está oculta en el hielo y la nieve.

Además, alrededor de 700 millones de personas en el mundo sufren escasez de agua en 43 países diferentes y 2.700 millones de personas viven en cuencas hidrográficas que sufren este problema al menos durante un mes al año.

De acuerdo con los datos de WWF, los ecosistemas de agua dulce, que constituyen solo el 1% de la superficie de la Tierra, albergan al 10% de los animales conocidos en el mundo.

La continuidad de los recursos hídricos es la base de muchos temas de gran importancia como la seguridad alimentaria y energética, el crecimiento económico, la lucha contra el cambio climático y la prevención de la pérdida de biodiversidad. Sin embargo, la existencia de agua suficiente y de buena calidad enfrenta muchas amenazas asociadas con el uso urbano, el riego, la energía y las actividades de producción.

Al menos 2.000 millones de personas beben agua impura en el mundo

Los grupos desfavorecidos, los indígenas y los refugiados tienen acceso limitado a agua limpia y segura en diferentes partes del mundo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 785 millones de personas carecen de servicios básicos de acceso al agua en todo el mundo y 144 millones de ellos utilizan agua potable de la calidad más baja en términos de higiene, es decir, agua subterránea.

Además, al menos 2.000 millones de personas en el mundo usan agua potable mezclada con aguas residuales, lo que supone el riesgo de sufrir cólera, disentería, fiebre tifoidea y poliomielitis.

Por otro lado, los datos de la OMS señalan que el 22% de las instalaciones de salud en los países menos desarrollados no tienen servicio de agua. El 21% de estas instalaciones de salud no cuenta con servicios de limpieza sanitaria y el 22% no cuenta con servicios de gestión de residuos.

El uso de agua ha aumentado seis veces en los últimos 100 años

Según el Informe Mundial sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos publicado en marzo por la ONU, el uso mundial del agua ha aumentado seis veces en los últimos 100 años y continúa creciendo aproximadamente 1% cada año como resultado del aumento de la población y de los cambios en los patrones de consumo.

El informe, que menciona un estudio que revela que el mundo podría enfrentar un déficit de agua del 40% para 2030, señaló que el mundo ha perdido la mitad de sus humedales naturales y un número significativo de especies de agua dulce en el último siglo.

El reporte indicó que la tasa de pérdida de humedales es tres veces mayor que la de los bosques.

Enfatizó que el agotamiento y contaminación del agua son las principales causas de pérdida de biodiversidad y degradación del ecosistema, lo que hace que las sociedades sean más vulnerables a los riesgos climáticos y no climáticos.

La escasez de recursos hídricos genera migraciones y conflictos

Los efectos del calentamiento global y otros factores ambientales que afectan el agua también desencadenan desastres naturales.

Según el informe, en el periodo entre 1995 y 2015, la sequía representó el 5% de los desastres naturales. Esto afectó a 1.100 millones de personas y causó la muerte de 22.000 más.

El reporte señaló que el bienestar económico también se ve afectado por las precipitaciones, las sequías y las inundaciones, y esto causa olas de migración y conflictos. Solo en 2017, 18,8 millones de personas en 135 países y regiones se vieron obligadas a desplazarse debido a los desastres naturales.

Según el Foro Económico Mundial, los eventos climáticos han estado desde 2014 en primer o segundo lugar en la lista de riesgo global en términos de probabilidad. Las crisis de agua, por otro lado, han estado entre los cinco primeros lugares de la lista en términos de impacto.
 



Noticias relacionadas