Amnistía Internacional: "Ante la pandemia EEUU debe poner en libertad a los migrantes detenidos"

La directora para las Américas de dicha organización advirtió que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) mantiene recluidas a 40 mil personas en 200 centros de detención públicos y privados del país

1394388
Amnistía Internacional: "Ante la pandemia EEUU debe poner en libertad a los migrantes detenidos"
BOGOTÁ

Por: Santiago Serna Duque

Amnistía Internacional (AI) manifestó que en medio de la pandemia del coronavirus(COVID-19), las autoridades de Estados Unidos deben poner en libertad a las personas detenidas por motivos de inmigración. 

En un nuevo informe titulado: 'Estados Unidos: estamos a la deriva, a punto de naufragar', AI aseguró que el Gobierno del presidente Donald Trump no protege de forma adecuada a los migrantes retenidos durante esta emergencia de salud pública. 

EEUU es el epicentro mundial del virus con más de 400 mil contagiados y cerca de 13 mil muertos. 

En este contexto, AI subrayó que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) mantiene recluidos a casi 40 mil migrantes en 200 centros públicos y privados de todo el país. Varios de ellos iniciaron huelgas de hambre para exigir su libertad y rechazar las condiciones “peligrosas e inadecuadas” de higiene y saneamiento en las que se encuentran. 

La Agencia Anadolu habló con Erika Guevara, directora para las Américas de AI, quien alertó que "seguiremos viendo brotes de descontento dada la situación que vivimos ante la preocupación por el COVID-19. Por cuenta de la estrategia masiva de detención que ocurre dentro del sistema de justicia criminal en los EEUU, no sería sorpresivo que empiece a haber amotinamientos por parte de las personas que están en los centros migratorios y en las cárceles".

Según destacó el documento de AI, el ICE no ha proporcionado a las personas detenidas suficiente jabón y desinfectante, ni facilitado un distanciamiento social para evitar la propagación del virus en sus instalaciones. 

Guevara añadió que el ICE no respeta las normas del Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) con respecto a la cuarentena y el aislamiento por motivos médicos. "En el marco de la pandemia no ha interrumpido los traslados innecesarios de personas detenidas entre sus centros, ni les ha proporcionado información suficiente sobre el COVID-19" aseguró Guevara. 

La funcionaria agregó que en los últimos meses se documentaron múltiples represiones a las protestas que estallaron en los centros de detención, tanto en Estados Unidos, como en México. De hecho, en la nación dirigida por Andrés Manuel López Obrador, un solicitante de asilo guatemalteco murió durante una manifestación que se realizó en un centro del estado de Tabasco. 

“La detención punitiva de migrantes y solicitantes de asilo por parte del ICE, que únicamente se basa en su condición migratoria, constituye un maltrato y negación discriminatorio del derecho a la salud, especialmente en el caso de las personas mayores y otras que corren más peligro de sufrir daños”, aseguró Amnistía Internacional. 

Guevara también enfatizó que la pandemia en Estados Unidos no es causada por la migración. Por ende, lamentó que "algunos de los líderes políticos alrededor del mundo empiecen a utilizar un discurso discriminatorio y racista hacia los migrantes y refugiados, como si fueran los únicos portadores el virus. Ellos son, como todas las poblaciones históricamente marginadas, quienes están más expuestos a la pandemia debido a que tienen acceso a los recursos necesarios para su prevención". 

El pasado 4 de abril, el ICE le indicó a Amnistía Internacional que en 12 de los 200 centro migratorios se han confirmado casos de coronavirus, aunque no estableció cuál era el número exacto de positivos. Hasta la fecha no hay reportados migrantes fallecidos por COVID-19 en estos centros. Guevara dijo que se sabe de personal infectado que trabaja para el ICE.

Frente a estos escenarios, ¿podría el ICE estar ocultando casos de coronavirus en los centros de detención? 

Guevara expresó que en Amnistía Internacional no tienen evidencia para dicha afirmación. Pero, agregó la funcionaria, “con la experiencia que hemos tenido en investigaciones previas, no sería sorpresivo saber que las autoridades ocultan información. Así lo hicieron en el pasado cuando no daban el número real de familias y niños detenidos, o cuando no publicaban el dato real de personas deportadas en una sola acción, o como cuando no ofrecían las cifras de las personas regresadas a sus países de origen”. 

El 3 de marzo el secretario del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Chad Wolf, declaró ante el Congreso que: “Estamos actuando con la mayor transparencia posible, comunicando lo que sabemos (en los centros)”. Sin embargo, Amnistía Internacional ha recibido informes de presuntos casos de COVID-19 y confinamientos en varios centros del ICE, donde los abogados alegan que los altos cargos de este organismo se han negado a hablar sobre la situación sanitaria. 

Con esa opacidad en la información, Guevara no descartó que desde el ICE se omitan datos para no visibilizar la “lamentable y cruel realidad” en los centros de detención. 

A pesar de que Amnistía Internacional ha denunciado en reiteradas ocasiones los aparentes abusos y negligencias del ICE, la respuesta de la administración Trump es silenciosa. "Recibimos algunos memorandos sobre las condiciones de detención, pero lamentablemente no vemos ninguna mejoría". 

De darse la liberación de los casi 40 mil detenidos, Guevara declaró que estos individuos no podrían ser retornados a sus países de origen porque no existen mecanismos de filtración para asegurar que se encuentran en óptimas condiciones de salud. 

Guevara recordó que estas personas -en su gran mayoría provenientes de países centroamericanos- huyen de una violencia generalizada en la región y por consiguiente, sería necesario adoptar medidas humanitarias en una realidad de pandemia global. 

Así las cosas, la funcionaria de AI concluyó que “el Gobierno de EEUU está en su derecho de imponer restricciones de movilidad en ciertos espacios territoriales de los estados y se podría condicionar el monitoreo de los migrantes. Pero lo más importante es respetar el derecho a la salud sin ningún tipo de discriminación”. 

 

AA



Noticias relacionadas