Centroamérica redobla la contención ante el rápido avance del coronavirus

Pese a que en Nicaragua hay dos casos positivos y siete sospechosos, el gobierno de Daniel Ortega sigue siendo la excepción centroamericana y está reacio a declarar cuarentena y cerrar fronteras.

1386333
Centroamérica redobla la contención ante el rápido avance del coronavirus

(AA-Servicio en español)       

El COVID-19 no le da tregua a Centroamérica. Hasta este martes en el istmo se han registrado 547 casos positivos de coronavirus, incluidos casos en Nicaragua y El Salvador, que se suman a la lista de países afectados.

De hecho, entre el 16 y el 24 de marzo el aumento de afectados fue de 423 personas, lo que ha obligado a los países de la región a redoblar la contención de la epidemia para evitar que los sistemas de salud pública colapsen. 

Los países de la región se preparan, excepto Nicaragua, pese a que allí se han presentado dos casos positivos y siete sospechosos. El gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo sigue reacio a declarar cuarentena y cerrar fronteras, pese a las recomendaciones de aislamiento de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Por otra parte, trabajadores públicos de la salud han expresado su inconformidad desde el anonimato, por miedo a ser despedidos. Ellos se quejan porque las autoridades les ordenan no usar equipos de protección para “no causar pánico en la población”.

El Gobierno de Nicaragua ha “realizado pruebas del COVID-19 a personas que lo ameritaban. Todas negativas”, según dijo la doctora Carolina Dávila, ministra de Salud nicaragüense.

“Se mantienen los mismos dos casos positivos importados, que ya conocemos, con los dos pacientes estables. Hay siete personas en seguimiento digno, responsable y cuidadoso, todas asintomáticas”, agregó la funcionaria.

Sin embargo, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) aseguró este lunes que ve con “profunda preocupación los efectos” que la epidemia del COVID-19 “podría generar para las y los nicaragüenses de no tomarse medidas urgentes conforme a estándares internacionales de salud”.

Costa Rica endurece medidas

Mientras hablan de laxitud en el Gobierno de Nicaragua, al sur de la frontera, en Costa Rica, el gobierno de Carlos Alvarado endureció las medidas sanitarias para frenar el brote del coronavirus, que ya suma 177 casos positivos en ese país.

“Cierres de playas, restricción vehicular sanitaria entre las 10 PM y 5 AM, cierre obligatorio de templos y cultos religiosos y pérdida de estatus migratorio a quien salga del país”, fue la orden dada por las autoridades costarricenses.

Quien no cumpla con la restricción de circulación de vehículos será multado. “Quedan excluidos de la restricción el transporte de carga, de mercaderías, de alimentos, vehículos de emergencia, de medios de comunicación, entre otros”, dijo el presidente Alvarado, quien amenazó que todo residente o persona con estatus regular que abandone territorio tico perderá “automáticamente su estatus migratorio”.



Noticias relacionadas