Harry y Meghan: de una boda de cuento de hadas al "Megxit"

Los duques de Sussex renunciaron a títulos reales británicos y los fondos públicos para vivir una vida más independiente

Harry y Meghan: de una boda de cuento de hadas al "Megxit"

AA - Agencia Anadolu - El príncipe Harry y su esposa, Meghan Markle, optaron por una vida más independiente al retirarse de su puesto como miembros de alto rango de la familia real británica.

Los medios del Reino Unido se apresuraron a llamar a la medida "Megxit", comparando la decisión de la pareja con la próxima salida de Reino Unido de la UE (brexit).

La pareja se casó en una boda de cuento de hadas en mayo de 2018 y la reina Isabel II los designó duque y duquesa de Sussex.

Harry es un miembro conocido de la familia real británica como hijo del príncipe Carlos y de la difunta Diana Spencer, princesa de Gales y nieto de la reina. Meghan, por otro lado, era actriz en el drama de abogados estadounidense Suits y vivía en Toronto, Canadá.

La pareja afirmó que se conocieron en una cita a ciegas y se enamoraron.

Su decisión de dar un paso atrás de los deberes reales fue una sorpresa para los seguidores de la realeza, pero aún más para la misma familia real, ya que la pareja no informó a la reina sobre su declaración del pasado 8 de enero.

Harry y Meghan, en su reciente gira por África, hablaron exclusivamente con ITV, el canal de televisión del Reino Unido, donde expresaron cómo los últimos dos años fueron difíciles para ellos debido al escrutinio de los medios.

"Todo lo que pasó, y lo que le sucedió, es increíblemente importante todos los días, y no soy paranoico", manifestó Harry, refiriéndose a su difunta madre Diana y su relación con la prensa, que finalmente jugó un papel importante en su muerte, según algunos expertos.

Harry dijo, además, que teme que le pase lo mismo a su esposa y quiere protegerla del mismo destino.

La madre de Harry, Diana, murió en un accidente automovilístico en París cuando mientras los paparazzi la seguían en moto. El trágico hecho ocurrió cuando el príncipe tenía solo 12 años.

"Parte de este trabajo es poner una cara valiente, pero para mí y para mi esposa hay muchas cosas que duelen, especialmente cuando la mayoría de ellas son falsas", agregó.

Meghan, por su parte, dijo que las coberturas sensacionalistas del Reino Unido sobre ella no eran "justas" y que ella no está bien bajo un escrutinio tan duro.

La pareja se encuentra actualmente en una batalla legal con el diario conservador The Mail on Sunday por un reclamo de que el diario británico publicó ilegalmente una de las cartas privadas de Meghan a su padre.

Después de muchas discusiones en entrevistas y la batalla legal, la pareja anunció el pasado 8 de enero que dejarán de cumplir con sus deberes reales.

"Después de muchos meses de reflexión y discusiones internas, hemos elegido hacer una transición este año para comenzar a forjar un nuevo papel progresivo dentro de esta institución", dijo el comunicado de la pareja.

"Tenemos la intención de dar un paso atrás como miembros principales de la Familia Real y trabajar para ser financieramente independientes, mientras continuamos apoyando plenamente a su majestad la reina", agregaron.

Tas el sorpresivo anuncio, la reina Isabel II se reunió el 13 de enero con el príncipe Carlos, el príncipe Guillermo y el príncipe Harry en Sandringham, Inglaterra, para una charla cara a cara.

Al finalizar la reunión, la reina Isabel II dijo que apoya "completamente" a Harry y Meghan en su decisión de crear una nueva vida como una familia joven.

"Aunque hubiéramos preferido seguir siendo miembros de la familia real que trabajan a tiempo completo, respetamos y entendemos su deseo de vivir una vida más independiente como familia sin dejar de ser una parte valiosa de mi familia", dijo la reina.

La monarca, de 93 años, también dijo que la decisión final se daría en semanas.

"Después de muchas conversaciones y discusiones, me complace que juntos hayamos encontrado un camino constructivo y de apoyo para mi nieto y su familia", explicó la reina.

"Harry, Meghan y Archie siempre serán miembros muy queridos de mi familia", dijo, y agregó que está orgullosa de Meghan por haberse convertido "rápidamente" en una integrante de la familia.

El duque y la duquesa de Sussex ya no participarán en los nombramientos militares oficiales y no recibirán fondos públicos para sus deberes reales, según el comunicado.

"Los duques de Sussex no usarán sus títulos reales ya que ya no son miembros activos de la Familia Real", dijo también la reina.(AA)

*Juan Felipe Vélez Rojas contribuyó con la redacción de esta nota.

 



Noticias relacionadas