Al finalizar el año todos los médicos cubanos abandonarán Ecuador tras fin de convenio

El Gobierno ecuatoriano dio por terminados cinco acuerdos médicos que mantenía con Cuba y anunció el reemplazado de los 347 médicos de la isla por personal del país suramericano

1311191
Al finalizar el año todos los médicos cubanos abandonarán Ecuador tras fin de convenio

AA - El 31 de diciembre todos los médicos cubanos que trabajaban en Ecuador, bajo un convenio bilateral, deberán abandonar el país andino luego de que el Gobierno ecuatoriano decidiera dar por finalizados los acuerdo que amparaban sus labores dentro del país.

El Ministerio de Salud Pública (MSP) de Ecuador dará por terminado el contrato de 347 médicos cubanos que habían llegado al país para llenar plazas de trabajo en diversos hospitales públicos.

Pese a ello, la entidad de salud confirmó que varios médicos ya han dejado sus cargos por pedido del Gobierno cubano o por decisión propia de volver a la isla antes de la fecha prevista.

El gobierno de Ecuador decidió culminar los convenios de cooperación luego de que se determinara que días antes de las protestas que se vivieron en el país, el pasado mes de octubre, se había registrado un flujo inusual de al menos 250 personas que ingresaron a Ecuador con pasaportes oficiales que estaban amparados en los convenios médicos con Cuba, según afirmó la ministra de Gobierno, María Paula Romo.

“En el país se ha hablado, a propósito de las investigaciones en las que continuamos, de la violencia y de los hechos de los primeros días de octubre. Una de nuestras preocupaciones tenía que ver con personas extranjeras que habían ingresado al país. La Cancillería del Ecuador cruzó esta información con la Embajada de Cuba respecto de una serie de personas que habían ingresado al país usando pasaportes oficiales del Gobierno de Cuba en los últimos meses”, aseguró Romo.

Los convenios que se darán por terminados se firmaron en 2013 con el objetivo de solventar la deficiencia de médicos en áreas como epidemiología, angiología, en centros oftalmológicos, imagenología y radiología, y fisiatría.

Mantener estos convenios le representó al Gobierno ecuatoriano un pago de más de USD 7 millones al Gobierno cubano por la prestación de los servicios de sus médicos.

Las áreas de imagenología y fisiatría fueron las que más número de médicos cubanos requirieron y las que más gastos implicaron para el Gobierno de Ecuador, ya que en total sumaron USD 5,9 millones.

En el convenio entre los ministerios de Salud de los dos países se estableció que el pago por el trabajo de los médicos se realizaría de manera directa al Gobierno de Cuba, el cual sería el encargado de pagarle a sus doctores.

Pese a que los médicos que llegaron a Ecuador cubrirían plazas de especialistas con los que no contaba el país, Ernesto Carrasco, presidente de la Federación Médica Ecuatoriana, consideró que no todos los médicos cubanos que llegaron al país andino a través de los convenios tenían una preparación suficiente o calificada.

“No vino el personal más calificado de Cuba ni vinieron a las zonas rurales, como se dijo, y al final del día no cobraban ellos, sino el Gobierno cubano”, señaló el dirigente gremial, quien apoyó la decisión gubernamental de terminar los convenios con la isla.

Desde este 15 de noviembre, el Ministerio de Salud de Ecuador realizó una convocatoria pública para que estas vacantes fueran ocupadas por médicos ecuatorianos, que iniciarán sus labores el 1 de enero de 2020.

El pasado 12 de noviembre Romo anunció que el Gobierno ecuatoriano daba por terminados los convenios que mantenía con Cuba. Días después el Ministerio de Salud Pública de la isla emitió un comunicado en el que expresaba su “voluntad de continuar brindando colaboración en este hermano pueblo, la cual cesa en estos momentos como consecuencia de una decisión del Gobierno ecuatoriano”.

La decisión se tomó un año después de la salida de los médicos cubanos de Brasil, así como de su retirada de El Salvador, en abril, y de Bolivia.

Según datos del Ministerio de Salud de Cuba, su país presta colaboración médica en unos 60 países, lo que representa un ingreso a la isla de unos USD 6.000 millones al año.



Noticias relacionadas