“Sentí vergüenza por mi país al ver lo buenos que están los campamentos de refugiados en Turquía”

Periodista griega escribió un artículo para Bild comparando los campamentos de refugiados de su país con los en Turquía

“Sentí vergüenza por mi país al ver lo buenos que están los campamentos de refugiados en Turquía”

La periodista griega, Liana Spyropoulou, dijo que sintió vergüenza por su país al ver lo perfectos que son los campamentos para sirios en Turquía.

La periodista del diario alemán, Bild, evaluó en su artículo los campamentos de refugiados en Grecia y los en Turquía y escribió que se sorprendió mucho ante lo que vio. Expresó en su artículo que los campamentos de refugiados en Turquía son mil veces mejores que los en Grecia y, ante todo, ofrecen condiciones más humanitarios.

Después de visitar los campamentos de refugiados en Altınözü (Hatay) y Kilis en Turquía, Spyropoulou reflejó su experiencia en un artículo para el diario Bild.

“Me di cuenta en Turquía de cómo mi gobierno, mi país juega un juego inhumano con los refugiados y cómo se aprovecha de los más miserables, más indefensos para hacer política”, escribió la periodista griega.

Sientevergüenza por la situación de los campamentos en Grecia desde que empezó la crisis de refugiados en 2015, sentenció y agregó que hasta el día de hoy los refugiados no tenían ni cama donde dormir, que estaban acostándose durante meses en el suelo, que estaban obligados a cocinar al aire libre sobre un fuego y que los niños estaban totalmente indefensos. El responsable de todo aquello es la Unión Europea y la ONU, según Spyropoulou.

No se lo podía creer al ver los campamentos en Turquía. Estos se parecen más bien a un hotel de 5 estrellas en comparación con los campamentos en Grecia, indicó.

La periodista ofrece en su artículo otraS comparaciones expresando que en los campamentos en Grecia los aseos y baños son un área colectiva, que hay basura por todos lados y que tienen que acostarse en el suelo de manera indefensa ante malas condiciones meteorológicas. En Altınözü y Kilis, sin embargo, los refugiados tienen sus propios aseos, baños  y cocinas en un casa contenedor, todo es limpio e incluso hay áreas verdes.

En algunos campamentos en Grecia no hay oportunidades de educación para los niños, están jugando en medio de la suciedad, mientras en los campamentos en Turquía hay guarderías, escuelas y bibliotecas.

Spyropoulou sigue explicando en su artículo que los campamentos en Grecia no son seguros, que hay que esperar durante 3-4 horas en cola para recibir comida y que los que están registrados reciben 90 euros al mes.

En cuanto a los campamentos en Turquía, adelanta que allí se entra y sale escaneando Las huellas dactilares, que hay alta seguridad, que tienen oportunidades para preparar su propia comida y que reciben 100 euros por personas. En el artículo también se precisa que los refugiados en Turquía tienen la oportunidad de encontrar trabajo.

Grecia fracasó en su intento de dar alojamiento a 65 mil refugiados mientras Turquía tuvo éxito con los 3 millones de refugiados que recibió, situación que le hace sentir vergüenza por su país, escribió Liana Spyropoulou en su artículo para el diario alemán, Bild. “Siento vergüenza siendo una griega”.

 

 



Noticias relacionadas