Una nueva estrategia para mejorar la detección de donantes de órganos

Esta nueva estrategia se centra en la fase de detección de los posibles donantes que se realiza fuera de las unidades de medicina intensiva como son las urgencias

Una nueva estrategia para mejorar la detección de donantes de órganos
Logroño, 9 mar (EFE).- La Organización Nacional de Trasplantes (ONT) y la Sociedad Española de Medicina de Emergencias (SEMES) han elaborado una guía, presentada oficialmente en Logroño, que constituye una nueva estrategia para mejorar la detección de donantes de órganos en España.

El director de la ONT, Rafael Matesanz, y el presidente de la SEMES, Juan Jorge González, han presentado esta guía en la jornada "El Profesional de Urgencias y el proceso de donación", que se ha celebrado en Logroño con la participación de 120 especialistas de medicina intensiva y de urgencias de España.

El documento, denominado "El profesional de urgencias y el proceso de donación", cristaliza "un trabajo de cooperación de muchos años, que es preciso extender a los profesionales de urgencias y emergencias de toda España, de una forma resumida y clara", ha explicado Matesanz.

Esta nueva estrategia se centra en la fase de detección de los posibles donantes que se realiza fuera de las unidades de medicina intensiva, como son las urgencias, ha precisado Matesanz en una rueda informativa.

Esta estrategia va encaminada a incrementar el número de donaciones a través de otros pacientes con patologías subsidiarias que les permitan entrar en esa consideración, fundamentalmente por accidentes cerebrovasculares, y que puedan derivar en un aumento de donantes potenciales y de donantes reales.

La guía contiene una serie de recomendaciones que facilitarán el trabajo de los servicios de urgencias y medicina intensiva y, aunque está dirigida a los profesionales sanitarios, también trata de hacer posible el derecho de la persona a donar un órgano, ha subrayado.

"Hasta ahora -ha indicado Matesanz- conseguíamos estos mensajes en las unidades de vigilancia intensiva, pero, gracias a esta colaboración con los profesionales de urgencia, será posible materializarlo también cuando una persona va a fallecer en el servicio de urgencias"

En su opinión, la formación e implicación de los profesionales es determinante para mejorar esta vía de donación, que es reconocida como una de las estrategias a implementar en los sistemas sanitarios y, en especial, en aquellos centros hospitalarios que cuenten con una Unidad de Medicina Intensiva y estén autorizados para la donación y extracción de órganos.

En España, en 2015, la tasa de donación de órganos se fijó en 39,7 donantes por millón de habitantes y se realizaron 4.800 trasplantes, unas cifras que, en su opinión, "hablan por sí solas".

Sus datos indican que "el tiempo medio de espera para el trasplante de un corazón son tres meses, frente al año y medio de Estados Unidos; entre 4 y 5 meses para un hígado y entre 5 y 6 para un pulmón".

Ha asegurado que son "números relativamente cortos, pero tremendamente largos para el paciente y la familia", por lo que el reto está en seguir reduciendo esos tiempos de espera.


Noticias relacionadas