La crisis de Ucrania es cada vez más intensa pero no se limita a este país

El análisis sobre el tema del Prof. Dr. Murat Yeşiltaş, el escritor y el director de Investigaciones de Seguridad de la Fundación de Estudios de Política, Economía y Sociedad (SETA)

1769730
La crisis de Ucrania es cada vez más intensa pero no se limita a este país

La crisis de Ucrania es cada vez más intensa. El proceso de negociación entre EEUU y Rusia no produjo la consecuencia deseada.Todavía no se sabecon exactitud cómo respondió EEUU a la solicitud de garantías de seguridad de Rusia. La administración de Washington pidió a Moscú, sobre todo, que el contenido de la carta no se compartiera con el público internacional. Esto en sí mismo muestra que hay una negociación oculta. Por otra parte, la acumulación militar de Rusia alrededor de Ucrania continúa a toda velocidad. Si las negociaciones fracasan, se considera seguro que Rusia dará un paso militar. No obstante, persisten las incertidumbres relacionado con el alcance de este paso.

Hay muchas dinámicas distintas de la crisis de Ucrania. Quizás la más importante de estas dinámicas es que la crisis no se limita a Ucrania. Tanto Rusia como Occidente consideran la crisis como un nuevo conflicto geopolítico. En respuesta a la OTAN, que vio la debilidad de la Federación Rusa como una oportunidad tras la Guerra Fría y se expandió hacia Rusia relacionado con el eje de la política de "puertas abiertas", ahora Rusia da un nuevo paso al ver la debilidad de Occidente. Este movimiento tiene como objetivo principal sacar a la OTAN de la región que Rusia llama el "entorno cercano". Esto es cuantiosamente importante para la seguridad de Rusia. Para el Occidente, es un paso hacia la arquitectura de seguridad de Europa. Las garantías de seguridad de Moscú exigen que la OTAN se retire de la región inmediata de Rusia, incluidos los estados miembros. Aceptar esta demanda significa reconstruir la arquitectura de seguridad europea.

Por otra parte, no hay un consenso total en Occidente. La política de Alemania es en especial notable. La administración de Berlín se resiste a la ayuda de armas a Ucrania y argumenta que se debe seguir una política de "apaciguamiento" hacia Rusia. Alemania, que depende sobre todo de Rusia para el gas natural, no parece apoyar una actitud severa de la OTAN y la UE hacia Rusia. Francia, por otra parte, sigue una posición diferente. EEUU parece haber subestimado la amenaza rusa al centrarse más en China.

Turquía, que intenta evitar que la crisis se profundice y se convierta en una guerra Turquía hizo la propuseta de hacer mediación entre Ucrania y Rusia. Se espera que el presidente Erdogan haga una visita a Ucrania el 3 de febrero. El objetivo principal de esta visita es crear un terreno propicio para resolver la crisis entre Moscú y Kiev. No obstante, la posición principal de Turquía todavía se está formando con el  Occidente. Aparte de la OTAN, está fuera de cuestión que Turquía negocie con Rusia. Sin embargo, el presidente Erdogan hace todo lo posible para calmar la crisis. Porque la región del Mar Negro es de crucial importancia para la seguridad y la estabilidad de Turquía. Una posible intervención rusa perturbará a Turquía y dañará las relaciones turco-rusas. Por esta razón, parece que si Ankara puede encontrar una tercera vía dependerá de cómo responda Putin al llamado del presidente Erdogan.



Noticias relacionadas