¿Escuchar a Mozart realmente nos hace más inteligentes?

Se cree que escuchar a Mozart aumenta el nivel de inteligencia. Esta afirmación se denomina "efecto Mozart". Entonces, ¿escuchar a Mozart realmente mejora la inteligencia?

1716461
¿Escuchar a Mozart realmente nos hace más inteligentes?

Se sabe que la música tiene muchos efectos positivos sobre las personas. Algunas personas de la sociedad creen que escuchar obras de Mozart aumenta el nivel de inteligencia, lo que se denomina "efecto Mozart". Entonces, ¿escuchar a Mozart realmente mejora la inteligencia?

El efecto Mozart se basa en los resultados de un estudio llevado a cabo en 1993. Este estudio, dirigido por Frances H. Rauscher de la Universidad de California y sus colegas, fue diseñado para examinar el efecto de la música en la capacidad cognitiva. En la investigación, los participantes, que eran estudiantes universitarios, se dividieron en tres grupos. Un grupo de participantes escuchó la Sonata K.448 de Mozart durante 10 minutos, mientras que otro grupo escuchó una grabación con algunas instrucciones para que los participantes se relajaran bajando su frecuencia cardíaca. El grupo de control se mantuvo en un ambiente tranquilo. Antes y después del experimento, se midieron los niveles de inteligencia espacial * de los participantes. Como resultado, se observó un aumento de entre 8 y 9 puntos en la medición de la inteligencia relacionada con la habilidad de razonamiento espacial del grupo que solo escuchó a Mozart. Sin embargo, se reveló que este aumento no era un cambio permanente sino temporal.

Este estudio despertó una gran repercusión en la sociedad con la influencia de los medios de comunicación, y los hallazgos comenzaron a denominarse "efecto Mozart". En realidad, solo 36 estudiantes universitarios participaron en el estudio de Rauscher y sus colegas. Aunque no se han realizado estudios sobre bebés, algunos informes han afirmado que la música de este compositor clásico tiene una serie de beneficios que estimulan la inteligencia de los bebés, incluso cuando se encuentran todavía en el vientre de su madre, convirtiéndoles en genios. En aquel momento, se regalaron CD de Mozart a las familias de bebés recién nacidos en algunos países. Y en algunas universidades, se han creado salas especiales donde los estudiantes podían escuchar las obras de Mozart. Por lo tanto, se pretendía que los bebés que escucharan a Mozart fueran más inteligentes en el futuro y que los estudiantes universitarios tuvieran más éxito al aumentar sus niveles de inteligencia. La información sobre este efecto se difundió tan rápido que ahora muchas personas en todo el mundo conocen "el efecto Mozart".

Los estudios de imágenes cerebrales muestran que la música activa muchas áreas del cerebro. Las zonas cerebrales similares se activan durante las habilidades espaciales. Asimismo, aumenta el volumen de estas áreas, que se activan repetidamente durante la escucha de música o el entrenamiento musical. Por lo tanto, se cree que las nuevas conexiones entre las células nerviosas ayudan a aumentar el rendimiento relacionado con las habilidades espaciales que tienen áreas de activación comunes en el cerebro. Como resultado, las investigaciones han mostrado que escuchar música (especialmente las composiciones de Mozart) no es un atajo para lograr el éxito académico. Sin embargo, es útil recordar que escuchar música y la educación musical tienen muchos efectos positivos en nuestro cerebro.

*Inteligencia espacial se puede definir como la capacidad de cambiar mentalmente, voltear, rotar objetos, y crear y manipular representaciones mentales de gráficos.

Fuente:Consejo de Investigación Tecnológica y Científica de Turquía(TÜBİTAK)



Noticias relacionadas