Se propaga el conflicto KDP-PKK

Análisis de Can ACUN, investigador de la Fundación de Estudios de Política, Economía y Sociedad (SETA)

1547688
Se propaga el conflicto KDP-PKK

La organización terrorista PKK, atrapado en el Norte de Irak tras las operaciones Garra-Tigre lanzados por Turquía, ha comenzado a enfrentarse a las fuerzas de la IKBY, especialmente con el partido KDP, en las últimas semanas. Mientras que los Peshmerga y las fuerzas especiales, hacen presión sobre el PKK rodeando sus campamentos en la región, el acuerdo entre Erbil y Bagdad sobre la purgación de los miembros del PKK de Sinjar creó un gran impacto sobre la organización.

Mientras que las FDP afiliadas al PKK lanzaron ataques directamente a los peshmerga en Irak, el YPG, la rama de la organización en Siria, apuntó a los peshmerga en la línea fronteriza. Además, se lanzaron ataques a las oficinas del CNKS, próximo al KDP en Siria, algunas de ellas fueron incendiadas.

Los elementos políticos afiliados a la IKBY toleraron al PKK en sus regiones durante mucho tiempo. La organización, que se utilizó como herramienta en la lucha contra el DAESH, destacó por su actividad en el noreste de Siria. El PKK, que siempre ha utilizado a los kurdos, se estaba construyendo una inmunidad en el contexto del creciente nacionalismo kurdo. A pesar de toda la presión de Turquía, la IKBY no intervenía en el PKK abriéndole un área específica. Sin embargo, los acontecimientos en los últimos meses la IKBY ha comenzado a evitar que el PKK se reconozca especialmente en términos del KDP. Las operaciones transfronterizas Garra-Tigre de Turquía contra el PKK en Irak y sus golpes graves a la organización terrorista en las líneas fronterizas conllevaron un cambio en el modo de acción del PKK. La organización comenzó a retirarse hacia las áreas principalmente dominadas por el KDP. Además, empezó a acusar al KDP de ayudar a Turquía por las organizaciones efectivas de las Fuerzas Armadas Turcas (TSK) y comenzó a amenazar con un lenguaje muy pesado. También tomó contramedidas considerando el acuerdo alcanzado entre Erbil y Bagdad en Sinjar como una gran amenaza estratégica. Mientras aumentó sus amenazas a nivel retórico, también atacó directamente a los Peshmerga de vez en cuando. Por lo tanto, pensó que el KDP daría un paso atrás.

El ataque del PKK a los oleoductos en un momento en que la IKBY estaba en problemas económicos fue la gota que derramó el vaso. El presidente Nechirvan Barzani y el primer ministro Masoud Barzani comenzaron a ser más estrictos en la lucha contra el PKK y hacer más colaboración con Turquía en este sentido. Los campamentos terroristas de la organización en el Norte de Irak comenzaron a ser rodeados por los peshmerga. Los elementos terroristas también fueron atacados de vez en cuando. Los enfrentamientos entre los Peshmerga y los terroristas del PKK comenzaron a ocurrir con frecuencia.

El liderazgo del KCK/PKK apuntó al KDP haciendo llamadas al público kurdo, y la retórica se ha vuelto cada vez más severa. Finalmente, movilizó también a sus elementos en Siria. Primero, las oficinas pertenecientes al CNKS, próximo al KDP, fueron atacadas, disparadas o incendiadas en Hasaka. Luego, el YPG atacó a los peshmerga directamente en la línea fronteriza de Faysh Khabur.

Ahora es cuestión de tiempo que surja un conflicto a gran escala y se propague entre las partes. En sus recientes declaraciones, Masoud Barzani hizo una llamada a Estados Unidos, dirigida no solo al PKK/KCK, sino también a la rama de la organización en Siria. Reveló que debe romperse la influencia de Qandil en Siria. La IKBY finalmente se ha dado cuenta de la realidad de la amenaza del PKK. Se puede comentar que el final del camino en Irak parece ser para la organización que perdió poder tras las operaciones transfronterizas de las Fuerzas Armadas Turcas (TSK), que chocó con el KDP y que está a punto de perder Sinjar.

 



Noticias relacionadas