El Museo de Boğazköy exhibe las obras más impresionantes de la civilización hitita

El Museo de Boğazköy, inaugurado en 1966 en Çorum, es considerado como uno de los museos más modernos de Turquía

1509772
El Museo de Boğazköy exhibe las obras más impresionantes de la civilización hitita

El Museo de Boğazköy de Çorum, un corredor histórico que lleva la comprensión del arte de los hititas al presente. Una antorcha cultural que ilumina el mundo a través de los artefactos únicos de la Edad del Cobre, la temprana Edad del Bronce y del período de las colonias comerciales asirias.

El Museo de Boğazköy, inaugurado en 1966, es considerado como uno de los museos más modernos de Turquía. Los hallazgos pertenecientes a la capital hitita de Hattusa figuran entre las piezas más importantes del museo.

La esfinge de Boğazköy se encuentra entre las obras más magníficas del museo. Esta obra, que data del siglo XIII a.C. y que fue descubierta en 1907, fue una de las cuatro esfinges construidas para decorar las puertas de Hattusa.

Este impresionante patrimonio cultural, que representa una figura con cara humana, cuerpo de león y con grandes alas de águila, se consideraba también como el guardián de la puerta del lugar.

La esfinge de Boğazköy fue llevada en 1917 a Alemania para la restauración. Y fue devuelta a Turquía en el año 1924.

Otra obra estrella del museo es la cabeza de Dios que data de entre los años 1200 y 1650 a.C.

La cabeza de Dios, que llama la atención por su gorro en forma de cono, sus ojos grandes y su nariz simétrica, era un objeto utilizado en los rituales hititas para pedir ayuda a los dioses. El artefacto, que es completamente una obra maestra en términos del arte escultórico, continúa impresionando a los visitantes del Museo de Boğazköy por su magnífica apariencia.

El cántaro con cabeza de toro y el jarrón almenado figuran entre las obras favoritas del Museo de Boğazköy.

Estos cántaros, que estaban en la casa de un comandante hitita de alto rango, demuestran claramente la competencia de aquel período en el arte cerámico.

El cántaro con cabeza de toro, por su impresionante cabeza y 2 metros de altura, simboliza a Teshub que dominó las tormentas en los hititas. Se estima que el jarrón almenado se usaba junto con el cántaro con cabeza de toro en los rituales religiosos.

Se adelanta que en los rituales realizados en el período hitita, la bebida sagrada en el cántaro con cabeza de toro se vertía en el jarrón almenado antes de servirse a los invitados.

Es posible también ver las obras pertenecientes a la era de las colonias comerciales asirias en el Museo de Boğazköy.

Un ejemplo importante de estos hallazgos raros es una vasija ceremonial recuperada de un edificio que presuntamente sufrió un incendio. Esta obra en forma de tetera, que data de 1945 a.C., contiene un sistema de tubería cuidadosamente diseñado. Para verter agua de esta vasija especial, es necesario girar su cuerpo 180 grados.

En las vitrinas de exposición del museo, se encuentra otra vasija ceremonial fechada en 1650 a.C., es decir del período hitita temprano. Esta vasija de terracota se diferencia de otras vasijas por su diseño especial hecho en forma de U.

La capital Hattusa fue el alma de los hititas, la primera superpotencia del mundo.

El Museo de Boğazköy logra llevar la historia al presente exhibiendo los hallazgos más impresionantes de esta magnífica ciudad.



Noticias relacionadas