¿A qué viene la tensión entre Armenia y Azerbaiyán?

La tensión Armenia-Azerbaiyán es el presagio de una nueva crisis regional

1464134
¿A qué viene la tensión entre Armenia y Azerbaiyán?

El 12 de julio, el departamento azerbaiyano de Tovuz en la frontera con Armenia fue atacado por las fuerzas armenias. Siete soldados azerbaiyanos cayeron mártires. En los enfrentamientos de menor escala posteriores, ambas partes han registrado bajas. Armenia acusa a Azerbaiyán, y las autoridades azerbaiyanas declararon que el ataque fue una provocación armenia. Este conflicto ha llevado a la agenda de la política internacional la tensión Armenia-Azerbaiyán que permanecía inactiva desde hacía largo tiempo.

Opinión del Profesor Asociado Murat Yeşiltaş, director de Estudios de Seguridad / SETA

En 1992, las tropas armenias y las milicias apoyadas por Armenia ocuparon casi el 20% de Azerbaiyán incluyendo el Alto Karabaj y siete departamentos adyacentes. Millones de turcos azerbaiyanos fueron expulsados de sus hogares. Actualmente, viven desterrados en el interior de su patria. Decenas de miles de ellos perdieron la vida.

En 1994, se firmó un tratado de paz. Desde aquel tiempo, el conflicto quedó calificado como “congelado”.

En abril de 2016, la guerra intensa de cuatro días dejó 200 víctimas mortales.

En el comienzo del verano de 2018, las fuerzas azerbaiyanas lanzaron una operación para retomar el entorno de Gunnut, una pequeña aldea estratégica en la zona escarpada de la República Autonómica de Najicheván de Azerbaiyán. Estos dos incidentes eran los únicos cambios en la región desde 1994.

El ataque a Tovuz significa un nuevo acto en la discordia armenio-azerbaiyana. Este conflicto debe ser considerado como una parte sustancial de la competencia geopolítica extendida por la región entera incluyendo a Rusia, Irán y Turquía que un conflicto local. Por lo tanto, hay varios motivos detrás del ataque. Lo primero de ello es que la competencia regional intenta expandirse por la línea del Cáucaso. Hay que recordar que Rusia se está nutriendo del conflicto entre ambas naciones. Este conflicto ofrece a Rusia una nueva oportunidad para reforzar su poder regional. Si bien ha establecido su estrategia básica sobre Armenia, Rusia es el mayor proveedor de armas tanto para Armenia como para Azerbaiyán. El hecho de que la inestabilidad regional ofrezca un nuevo motivo para Rusia para vender sus armas a ambos países es una causa transcendental.

Otro actor regional involucrado en el confllicto armenio-azerbaiyano es Irán. La proximidad de Irán a Armenia – el principal enemigo para Azerbaiyán – inquieta a Bakú. Irán estuvo al lado de Armenia como una manera para marginalizar el papel de Azerbaiyán durante la guerra de Alto Karabaj en los 1990. El comercio armenio-iraní alcanzó el nivel récord en 2019. El presidente Hasan Rouhani decía lo siguiente durante su visita que hizo a Armenia: “Damos gran importancia al desarrollo y la expansión de nuestra relación en cada terreno con nuestro amigo y vecino, Armenia”.

Por supuesto que Turquía es el actor más importante en la región por motivos histórico y cultural, y se posiciona al lado de Azerbaiyán. La probabilidad de que Rusia decidiera aumentar la tensión en la Transcaucasia como una forma de desviar la atención de Turquía de los lugares como Siria y Libia hace que la posición de Turquía sea más importante. Al considerar la influencia de Moscú sobre la administración de Erivan se puede decir que eso es posible.

En adición a la competencia regional, hay motivos económicos detrás de la confrontación. La aldea de Aghdam atacada se sitúa bastante cerca de los conductos de petróleo y gas que conectan la región del Mar Caspio en el corazón de Eurasia a los mercados energéticos europeo e internacional. Si consultamos el mapa, vemos que hay sólo tres rutas para transportar la energía y el transporte entre Europa y Asia: Irán, Rusia y Azerbaiyán. Este pequeño pasillo comercial de 100 km de ancho es conocido como el “Espacio de Gendje”, que se caracteriza por el nombre de Gendje, la segunda mayor ciudad de Azerbaiyán y el corazón de la vieja Ruta de Seda. La región donde se produjo la mayoría de los recientes tiroteos está justo en el corazón del Espacio de Gendje.

Actualmente, hay tres grandes oleoductos y gaseoductos que atraviesan por la comarca, y que excluyen considerablemente a Irán y Rusia: Bakú-Tiflis-Ceyhan, Bakú-Supsa y el Corredor del sur de gas. Los cables fibraópticas que conectan Europa Occidental con el Caspio pasan por Gendje como una importante línea de autovía y ferrovía. En suma, el ataque a Tovuz está en contra de esta ecuación geo-económica. Para Rusia no podría haber ningún otro blanco mejor que el Espacio de Gendje para estrechar a Turquía y Europa a causa de Libia y Siria. Armenia tiene muchos motivos para hacerse aprovechado. Desde la política interior, hasta la situación económica precaria; Armenia tiene tantos pretextos para molestar a Azerbaiyán.

La tensión Armenia-Azerbaiyán es el presagio de una nueva crisis regional. Por lo tanto, hay que seguir de cerca y estar preparados para la contingencia de profundización del conflicto.

Murat Yeşiltaş



Noticias relacionadas