La Pupila del Mundo: Amasra

Amasra tiene una historia que se prolonga a XII a.C y fue un ‘polis’, ciudad estado, dominada por los hititas y gasgas y después fue colonizada por los fenicios

La Pupila del Mundo: Amasra

Estamos en Amasra que se calificó de esta manera por el sultán otomano, Mehmet el Conquistador con esta expresión histórica:

Cuando el sultán Mehmet el Conquistador vio este bonito pueblo de pescadores de aquel entonces desde una ladera alta estas palabras derramaron de su boca y dijo a su maestro: ‘¿Si este lugar es la pupila del mundo?’’.

Está en el oeste de la región de Mar Negro y Amasra es una circunscripción muy bonita de Bartın. Se compone de un cabo hacia el mar, dos bahías utilizadas como puerto en dos lados de este cabo y las islas independientes. Por este motivo Amasra es una de las perlas de la zona tanto por sus bellezas turísticas, un paisaje que vale la pena tanto por la noche como durante todo el día, su historia casi cerca de 3000 años, su artesanía depende de pesquería, una flora increíble por su riqueza tanto por la abundancia de los bosques como otras plantas.

Está lleno de hoteles pequeños que ofrecen un servicio ‘boutique’’ que llaman la atención de los turistas tanto de otras ciudades de Turquía como extranjeros por su humilde aspecto y tranquilidad. Posee una culinaria muy rica de mariscos y pescado cuya fama forma un caso legendario en todas las charlas entre los que disfrutaron este sabor inolvidable además de su ensalada original y muy rica.

De Sesamos a Amasra

Tiene una historia que se prolonga a XII a.C y fue un ‘polis’, ciudad estado, dominada por los hititas y gasgas y después fue colonizada por los fenicios. Con los movimientos de colonización de iones el dominio fenicio se rompió y se ocupó por los habitantes de Mileto y los megarienses y se hizo un centro de atracción muy importante por el aspecto comercial en el oeste del Mar Negro. Especialmente los productos forestales desarrollaron la economía de Amasra, con su nombre antiguo Sesamos.

Tras las ocupaciones de Lidia y la gran invasión persa esta vez salió al escenario Alejandro Magno pero Amasra quedó bajo el dominio de la princesa persa, Amestris. En este período la ciudad vivió su era más brillante con una vida comercial muy fértil.

A lo largo de dos siglos, fue dominada la ciudad por el reinado Pontus pero los romanos tomaron la palabra y en el Imperio Romano del Oriente se nombró como ‘Amastedos’’ y perdió poco a poco sus funciones comerciales y se hizo un centro religioso.

Época turca

Tras la guerra de Malazgirt en 1071 las conquistas iniciadas por Kutalmışoğlu Süleyman Şah al final hicieron la guarnición bizantina como un puesto de control para los turcos y mantuvo relación amistosa con el sultán selyúcida, Rukneddin Süleyman, para cosechar los frutos de una economía mejor.

Durante un siglo los comerciantes genoveses ocuparon la ciudad pero en octubre de 1460 conquistó el sultán Mehmet el Conquistador la ciudad y de esta manera comenzó el dominio turco.

 Para visitar y ver 

Amasra se encuentra en una posición accesible tras un viaje de autobús desde ciudades grandes como Estambul y Ankara y durante todo el día muchas compañías importantes mantienen sus expediciones a esta ciudad bonita que duran cerca de 4,5 horas (desde Ankara) y 6 horas (desde Estambul). Durante su viaje disfrutáis todo el paisaje y abundancia de ‘verde’ que pasa por los bosques. Os garanticemos que vale la pena este viaje para ver y descansar en este distrito muy bonito.



Noticias relacionadas