¿Queréis conocer la historia de la ciudad más feliz de Turquía?

Un recorrido por la ciudad de Sinop, ubicada en el norte de Turquía

¿Queréis conocer la historia de la ciudad más feliz de Turquía?

¿Queréis conocer la historia de la ciudad más feliz de Turquía?

Sinop, una provincia turca a la orilla del mar Negro… Es una las ciudades donde el azul y el verde se entrelazan y presentan juntos magníficas bellezas.

Sinop se instaló como una colonia comercial en el siglo VII a.C. Según una opinión,  tomó su nombre de Sinope, descrita como la ninfa de las aguas, hija del díos-río Asopo en la mitología. Y según otra opinión, su nombre proviene de “Sin”, el dios de la Luna de los asirios.

Los restos arqueológicos muestran que la provincia de Sinop y sus alrededores fueron densamente poblados desde las primeras edades. La ciudad fue preferida como un asentamiento por su ubicación geográfica, por ser un puerto natural y por estar cerrado a los vientos. La ciudad tuvo un período brillante durante el reinado de Alejandro Magno; se dio importancia a la ciencia y la cultura, además los sabios y los filósofos fueron tomados bajo la protección. Luego, la ciudad pasó a la soberanía romana y bizantina. Se unió al territorio turco a finales del siglo XI.

Sinop recibe a sus visitantes con únicas bellezas naturales y obras históricas. La más importante de ellas es la Bahía de Hamsilos que está situada en el punto más norte de Turquía. La bahía sirvió de un escondite para los buques de guerra en la historia, y actualmente sirve de un refugio para los pesqueros en los tiempos tormentosos. En términos de sus características de formación, la única similar de la bahía está ubicada en Noruega.

Sarıkum, que toma su nombre del color de su arena, la Bahía de Karakum y Akliman presentan a los aficionados al turismo de mar una belleza en comunión con el bosque.

La Cascada de Erfelek, que consta de un total de 28 cascadas de varios tamaños, presenta una ruta de senderismo donde se encuentran los molinos del agua y podéis observar de cerca la vida silvestre. Os espera un delicioso café turco cuando escaléis la cascada de 28 escalones.

La Fortaleza de Sinop, construida en el siglo VII a.C., la Fortaleza de Boyabat, donde se encuentran los túneles subterráneos, os da idea sobre la historia de la región.

El Farol de Inceburun, ubicado en el punto más norte de Turquía, tiene una elegante torre blanquísima, tanto guía los barcos desde mediados del siglo XIX como permite disfrutar del paisaje único del mar Negro.

Los Acantilados de Bazalt en la localidad de Boyabat son uno de los lugares visitados por numerosos turistas nacionales y extranjeros. La zona, que cuenta con características sin pares, está declarada como el monumento natural.

La Prisión de Sinop es una de las importantes estructuras históricas de la ciudad. Fue construida como una fortaleza hace muchos siglos. En los períodos anteriores, fue restaurada y reparada. La estructura, compuesta por fortaleza interior, amplias murallas y bastiones, se usó como un astillero en algún período y después como una prisión. Hoy en día, sirve de un museo.

El Lago Akgöl, la Cueva de Inaltı, el Museo de Arqueología son otros lugares que os recomendamos visitar.

Sinop… las tierras donde nació el famoso filósofo Diógenes, quien ante la pregunta “¿Pídeme lo que quieras?” del rey Alejandro Magno, contestó: “Que no me hagas sombra”…

Según una investigación que el Instituto Estadístico Turco realiza desde hace tres años, Sinop es la “ciudad más feliz de Turquía”.

Sinop os espera si queréis observar la razón por qué la gente de Sinop se llama a sí misma “feliz” y si queréis disfrutar de las bellezas naturales e históricas en la ciudad de la gente feliz.

 



Noticias relacionadas