Çatalhöyük de 9500 años ofrece las pruebas incomparables de la evolución cultural de humanidad

Çatalhöyük se considera como una de las primeras zonas localizadas por la humanidad y según los descubrimientos arqueológicos se considera que vivieron cerca de 8 mil personas aquí

Çatalhöyük de 9500 años ofrece las pruebas incomparables de la evolución cultural de humanidad
Çatalhöyük de 9500 años ofrece las pruebas incomparables de la evolución cultural de humanidad
Çatalhöyük de 9500 años ofrece las pruebas incomparables de la evolución cultural de humanidad

Çatalhöyük se considera como una de las primeras zonas localizadas por la humanidad y según los descubrimientos arqueológicos se considera que vivieron cerca de 8 mil personas aquí

Çatalhöyük de 9500 años ofrece las pruebas incomparables de la evolución cultural de humanidad

Existen muchos lugares poblados de las edades prehistóricas de la humanidad en Turquía. La Zona Neolítica de Çatalhöyük es una de ellas.

Çatalhöyük en el proceso histórico de 9500 años ofrece las pruebas incomparables a la evolución cultural y social de la humanidad. Esta zona es un espacio arqueológico incomparable que testimonió la sociedad agrícola y el asentamiento permanente.   

Çatalhöyük está a 11 kilómetros de Çumra, la circunscripción de Konya en Anatolia Central. Se considera como una de las primeras zonas localizadas por la humanidad y según los descubrimientos arqueológicos se considera que vivieron cerca de 8 mil personas aquí. Es una ciudad antigua como el ejemplar raro de una localización neolítica con aspectos muy bien protegidos, toma su nombre de dos túmulos ubicados en el este y el oeste de la región. Por todas estas características suyas está en la Lista de Patrimonios Mundiales de la UNESCO desde 2012.

Los túmulos se forman de la acumulación de las ruinas, la una sobre la otra a consecuencia de los terremotos y las guerras. Por ello forman un espacio de restos arqueológicos de muchas fases que pertenecen a diferentes épocas.

Los túmulos de oeste y este en Çatalhöyük tienen diferentes altitudes y forman dos colinas. A consecuencia de las excavaciones en el túmulo oriental fueron reveladas 18 capas de localización neolítica. En las fases que datan de 7000 años a.C. fueron obtenidos muchos restos e informaciones que muestran la transición al asentamiento permanente y fue establecido un archivo importante junto con las obras arquitecturas y artísticas.

El túmulo occidental data de los años 6000 a.C. y tiene las características de la Edad de Bronce, muestra que fue continuada la estructura cultural observada en los primeros períodos del túmulo oriental. Los túmulos expandidos en una zona de cerca de 14 hectáreas fueron utilizados como un centro de localización durante más de 2000 años.

Las dimensiones de las casas y localizaciones en Çatalhöyük muestran el ejemplar de una urbanización temprana basada en los ideales igualitarios y sociales. Los aspectos más destacables de las casas son el tamaño igual, una entrada con las escaleras desde el techo y una construcción unificada. El motivo con mayor probabilidad de esta situación fuera la preferencia de una vida más colectiva por parte de la gente y podría ser explicado por un lazo fuerte familiar.

Existen las figuras geométricas, las estrellas, de flores, los relatos visuales de las cazas, bailes, algunos animales como los toros, ciervos y los carneros. Debido a un orden consecutivo entre las casas en la Ciudad Neolítica de Çatalhöyük no hay calles, sino que los techos forman las calles regulares por ello ofrecieron un servicio para el transporte cotidiano.

A consecuencia de las excavaciones, los primeros residentes de Çatalhöyük fueron una comunidad cazadora y colectora, después comenzaron a la agricultura. Son las primeras plantas, el trigo, la cebada y los guisantes. Fue efectuada la ganadería también y comenzaron a domesticarse las vacas y las ovejas.

En las excavaciones realizadas en el túmulo oriental fueron encontradas muchas estatuitas de Diosa Madre entre los 5 y 15 centímetros y hechas de mármol y de caliza. Siguen los estudios arqueológicos en Çatalhöyük.

A los visitantes que viajarán a Konya por una curiosidad de las vidas y las casas de las personas que vivieron hace miles de años, ofrecemos que visiten los museos, las mezquitas, los caravasares, especialmente el Museo de Mevlana (Rumí), en la ciudad que tiene una historia muy rica en Anatolia y que no regresen sin que compren las alfombras hechas a mano y prueben los platos muy sabrosos de Konya.

   

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Noticias relacionadas