Las elecciones del 2019: ¿Turquía era una dictadura?

Las últimas y decimonovenas elecciones locales de Turquía cuyas primeras se celebraron en 1840 se efectuaron el 31 de marzo de 2019

Las elecciones del 2019: ¿Turquía era una dictadura?

Las últimas y decimonovenas elecciones locales de Turquía cuyas primeras se celebraron en 1840 se efectuaron el 31 de marzo de 2019. La Alianza del Pueblo obtuvo el 51,6% de los votos y la Alianza de la Nación el 37,5%. En comparación con las elecciones locales de 2014 y según los resultados extraoficiales, es lo siguiente la tasa de votos que obtuvieron los partidos: El Partido de la Justicia y el Desarrollo (Partido AK) elevó a 44,3% su tasa de votos que fue 43,1% en 2014, pero la cifra de las alcaldías bajó de 48 a 39 en estas elecciones. El Partido Republicano del Pueblo (CHP) elevó de 26,6% a 30,1% su tasa de votos y elevó de 14 a 21 la cifra de ciudades que ganó. Y la tasa de votos del Partido de Acción Nacionalista (MHP) bajó de 17,8% a 7,3%, pero la cifra de las alcaldías elevó de 8 a 11. Por último, el Partido Democrático de los Pueblos (HDP), junto con el Partido Paz y Democracia (BDP), obtuvo un 6,2% de los votos en las elecciones anteriores y su tasa de votos bajó a 4,2% en estas elecciones, y, además, bajó la cifra de alcaldías.

Entonces, ¿Qué significan estos resultados electorales? En el programa de esta semana quiero explicar el sentido de los resultados de las elecciones locales en Turquía a nivel global y nacional.

Los que pierden en las elecciones, aquellos que dicen “Turquía es una dictadura”

Aunque se celebran las elecciones locales, los medios de comunicación internacionales muestran mucho más interés de lo esperado a las elecciones. Una de las más importantes razones de este interés es que la administración de algunos países grandes como Ankara y Estambul parece ser cambiado de mano. Algunos medios de comunicación globales y, además, algunos políticos deberían hacer convencerse a sí mismos a una imagen de Turquía a que acusan de autoritarismo y dictadura, y, según los resultados electorales, estas figuras viven la sorpresa de que algunos países han cambiado de mano perfectamente de manera normal. Aunque esta situación no ha causado asombro excesivo en Turquía, que celebra elecciones locales desde hace cerca de 180 años, algunos medios de comunicación y líderes occidentales, que miran a Turquía desde una linterna, tienen dificultades para reconocer los resultados.  Y así han revelado una vez más las afirmaciones propagandistas de estas partes sobre Turquía. Por este aspecto, probablemente, el mayor perdedor de estas elecciones es las partes que acusan a Recep Tayyip Erdogan de “dictadura”.

¿Hay partidos comunistas en otros países?, Si hay, ¿Pueden ganar elecciones? No lo sé exactamente. En estas elecciones locales ha ganado el candidato del Partido Comunista de Turquía (TKP) en Tunceli. Además, ha ganado pese a la amenaza de la banda terrorista PKK y la presión del Partido Democrático de los Pueblos (HDP). Y esta situación es otra evidencia de que Turquía tiene una democracia que funciona bien para los que quieren ver la verdad en lugar de alucinaciones.

El Partido AK: éxito y advertencia

El Partido AK ha ganado las decimoquintas elecciones desde su fundación al obtener un 44,3% de los votos en estas elecciones. El hecho de que un partido, que ostenta el poder desde 2002, haya elevado más de un 1% la tasa de votos en comparación con las anteriores elecciones locales, pese a la última crisis económica, se trata de un éxito importante. En comparación de la tasa de votos de un 52,3% que obtuvo el Partido AK en las elecciones presidenciales del 24 de junio de 2018, la Alianza del Pueblo ha perdido solamente un 0,7% en estas elecciones. A pesar de que ha aumentado la tasa de votos a lo largo del país, el Partido AK ha perdido ciertas ciudades grandes. El presidente Señor Erdogan, en su discurso tradicional desde el balcón de la sede del Partido de la Justicia y el Desarrollo, expresó que se enfocarán en las razones de esta situación y sacarán enseñanzas necesarias.

Por otro lado, el Partido Republicano del Pueblo (CHP), el principal partido de la oposición, aumentó sus votos según las anteriores elecciones locales. Pero, obtuvo menos votos que su candidato presidencial, Muharrem Ince, que cosechó un 30,6% en las elecciones presidenciales del 24 de junio de 2018. En esta situación, el éxito del CHP es que ha aumentado su tasa de votos en algunas ciudades grandes y ha ganado las elecciones en dichas ciudades.

Si se tratan de los candidatos del CHP en las ciudades como Ankara, Estambul y Antalya, estas personas no son los nombres procedentes de la tradición clásica del CHP. Todavía está en la memoria la actitud del CHP que reaccionó contra la recitación de “La Sura al-Fatiha” por parte de Recep Tayyip Erdogan después de ganar las elecciones de 1994. Y una de las imágenes, que quedarán más en la memoria en estas elecciones, es que el candidato del CHP para la alcaldía de Estambul, Ekrem Imamoğlu, haya recitado “La Sura Yasin”. Un CHP, que está en paz con la sociedad y los valores de Turquía, es una ganancia para Turquía. Esta situación es un resultado natural del sistema presidencialista y del sistema de alianza. Estos dos sistemas llevan consigo los nombres con más sentido común.

Los electores que no dicen “Kurdistán”, sino “Turquía” pese al HDP

El HDP, como de costumbre, utilizó un lenguaje discriminatorio y polarizador antes de las elecciones. El HDP dijo que sus electores votarán por “Kurdistán” en el Oriente. El HDP perdió las elecciones en cuatro ciudades, consideradas como sus “baluartes”. El Partido AK ganó en Şırnak, Ağrı y Bitlis, y el TKP ganó en Tunceli. Los electores kurdos en la Región de Anatolia Oriental y Región Sureste han demostrado una vez más que quieren marchar con Turquía y no quieren considerarse como un dominio del HDP. Estos resultados se pueden evaluar que los electores kurdos no reaccionan a la alianza Partido AK-MHP y están satisfechos con los servicios de los administradores nombrados.

¿La reducción de la tasa de participación es una petición de identidad de partido en la papeleta?

Nuestras tasas de participación en las elecciones locales son demasiado altas para comparar con otros países democráticos, especialmente con los países occidentales. La tasa de participación en estas elecciones fue un 84%. Sin embargo, cayó un 5% la participación en estas elecciones en comparación con la tasa de participación en las anteriores elecciones locales que fue un 89%. El hecho de que los partidos hayan participado en las elecciones al formar alianzas en lugar de sus propias identidades, esto puede haber afectado a la tasa de participación. Y una parte de los electores puede haber sentirse molestada por emitir voto a otro partido en lugar del partido que ha votado desde hace decenas de años. Por eso, si va a formarse una alianza en las próximas elecciones, deben considerarse los sistemas de alianza que permiten a los partidos políticos participar en las elecciones con sus propias identidades, emblemas y papeletas.

Y el otro resultado de estas elecciones es que los votos del MHP, que cosechó un 17,8% de los votos en 2014, han canalizado a otros lados. Aunque el MHP obtuvo un 7,3% en estas elecciones, se elevó de 8 a 11 la cifra de las alcaldías. Y el Partido IYI, que recibió el 7,4% de los votos, no pudo ganar en ningún distrito. Además, la tasa de votos del Partido de la Felicidad (SP) no cambió en las últimas dos elecciones y quedó en 2,7%.

En conclusión, cuando acuden a las urnas, lo que gana es una vez más nuestra democracia y Turquía como siempre. Espero que los resultados ocasionen que las partes, que miran a Turquía con “anteojeras”, se despierten.

Programa preparado por el Prof. Dr. Kudret BÜLBÜL, el decano de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad de Yıldırım Beyazıt en Ankara

 



Noticias relacionadas