Manifestaciones callejeras se adueñan de calles francesas

Análisis de Can ACUN, investigador de la Fundación de Estudios de Política, Economía y Sociedad (SETA)

Manifestaciones callejeras se adueñan de calles francesas

En los recientes días se produjeron diversos sucesos callejeros y manifestaciones principalmente en Francia y en los Países Bajos y Bélgica. Aunque las manifestaciones de ‘los Chalecos Amarillos’ en los Países Bajos y Bélgica fueron relativamente menos violentas, la dimensión de las manifestaciones en Francia fue bastante amplia. El hecho de que las fuerzas de seguridad francesas detuvieron a 1700 manifestantes usando la fuerza desproporcionada sobresalió en la agenda del país. Además, entre los manifestantes en Francia, los grupos relacionados con el PKK y otros grupos llevaron a cabo actos de vandalismo. El presidente francés, Emmanuel Macron, trató de aliviar la tensión en Francia con mensaje televisado a la nación.

La policía francesa usó fuerza desproporcionada contra los manifestantes de los ‘chalecos amarillos’. Las fuerzas de seguridad francesas convirtieron las calles de Francia en los campos de guerra usando profundamente gas pimienta y gas lacrimógeno. La violencia de la policía gala contra los manifestantes dejó varios heridos. Además, se observó durante las detenciones que las fuerzas de policía disfrazadas como civiles maltrataban a los detenidos usando violencia. El hecho de que la policía francesa golpeó a algunos manifestantes con balas de plástico y condujo vehículos blindados contra los manifestantes fue una de las pruebas del uso desproporcionado de la fuerza.

A pesar del uso desproporcionado de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad francesas en las manifestaciones en Francia, en contra de los derechos humanos y la democracia, se observó que el Occidente y especialmente la prensa europea no llevaron a los titulares de la agenda el uso desproporcionado de la fuerza en los sucesos en Francia.

Muchas organizaciones de medios, que sobresalen condenando la violencia policial contra manifestantes en otras partes del mundo, ignoraron Francia adoptando una actitud de hipocresía.

Por otro lado, no es posible expresar que las manifestaciones organizadas por ‘los Chalecos Amarillos’ fueron completamente pacíficas. Entre los manifestantes había muchos individuos y ciertas formaciones que realizaban vandalismo. Se produjeron muchos sucesos de vandalismo, como la quema de autos y contenedores de basura en las calles, el uso de violencia contra la policía, el atraco de tiendas y el desmantelamiento de los adoquines. Durante los actos de vandalismo realizados durante las manifestaciones en Francia, se observó a través de grafitis en las paredes y algunas de sus publicaciones por redes sociales que algunas de las organizaciones que actúan conjuntamente con el PKK también estaban entre los manifestantes. Mientras la presencia de algunas organizaciones izquierdistas radicales que luchan en Siria con el apoyo de Francia, especialmente con el PKK, es una cuestión que requerirá que Francia cuestione su compromiso con las organizaciones terroristas, es un objeto de curiosidad qué hará el Gobierno francés. En este sentido, es importante que una persona quien representa a los chalecos amarillos en la televisión francesa culpe a ‘los grupos asociados con los kurdos radicales’ por la violencia en las manifestaciones.

Otro aspecto llamativo es la acusación del Gobierno francés a ‘los circuitos en el extranjero’ debido a las manifestaciones en el país. Francia acusa a Rusia y Estados Unidos de provocar las manifestaciones.

Tras los sucesos de vandalismo en las protestas y el uso desproporcionado de la violencia de la policía, el presidente francés Emmanuel Macron se dirigió a la nación y trató de aliviar la tensión en Francia haciendo diversas promesas. Macron, cuya tasa de apoyo redujo a los 26 por ciento según las encuestas, se prometió ascender a 100 euros el salario mínimo y eximir a la gente con ganancia menos de 2000 euros de algunos impuestos y pagos. Macron intentó responder las manifestaciones en Francia expresando que está al tanto de haber roto los corazones de algunas personas por sus declaraciones.

 



Noticias relacionadas