Las razones históricas de la comprensión racista emergente en Europa

La islamofobia, que ha crecido en el Occidente especialmente después del 11 de septiembre, ha comenzado a ampliar su estrategia racista teniendo como objetivo especialmente a Turquía en los últimos período

Las razones históricas de la comprensión racista emergente en Europa

La islamofobia, que ha crecido en el Occidente especialmente después del 11 de septiembre, ha comenzado a ampliar su estrategia racista teniendo como objetivo especialmente a Turquía en los últimos períodos. Esta tendencia, que inició en Alemania, se ha difundido cada día más por otras naciones de origen germano. Después de Austria y Dinamarca, la tendencia racista ha llegado a su apogeo con Holanda. Holanda no dio el permiso de vuelo al ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavuşoğlu, y además maltrató a la ministra turca de Familia y Políticas Sociales, Fatma Betül Sayan Kaya, que fue un representante huésped en su país, y le actuó contrariamente al derecho internacional y reglas y prácticas diplomáticas. Por supuesto que el Estado de la República de Turquía dará la respuesta necesaria de acuerdo con el principio de reciprocidad, pero el tema de este artículo no es analizar la dimensión jurídica o diplomática de la crisis, sino investigar las raíces históricas profundas de la crisis.

Ciertamente es posible llevar las raíces de la comprensión racista, que fue convertida en una situación sistemática como una ideología por los filósofos europeos en el siglo XIX, hasta las antiguas civilizaciones griegas, romanas y egipcias. Las sociedades en ese campo de civilización se calificaban a sí mismo como una categoría suprema y privilegiada, y consideraban a otras personas como esclavo, criado o muy probablemente como una sociedad de segunda clase. Por ejemplo, el filósofo griego Platón en su obra “República” defiende el desarrollo del origen de las personas y la creación de una comunidad elegida.

Sin duda que la islamofobia y el antiturquismo llegó a su apogeo en el siglo XI con las Cruzadas en la historia. La enemistad y el miedo contra los turcos, que protegían la geografía islámica en Europa comenzaron también con las Cruzadas y llegaron a su apogeo después de que el Estado otomano se convirtiera en un estado mundial. Brevemente en el siglo XIX los filósofos europeos causaron que la percepción de discriminación entre personas basando en una comprensión racista se convirtiera en una situación sistemática como filosófica e ideológicamente. El francés Gobineau y el inglés Stewart Chamberlain, quienes clasificaron por primera vez las razas y desarrollaron la teoría de la superioridad racial aria, pusieron la primera piedra de los fundamentos de la ideología racista. Y los fundamentos científicos de esta ideología se intentaban formar con la teoría de darvinismo social. Según esta teoría, la humana europea debe imperar las demás regiones del mundo y llevar la civilización por colonias por haber representado la civilización. Esto es un derecho natural para los europeos. En cuanto a la infraestructura ideológica y filosófica de la comprensión racista se realizaron por parte de los filósofos como Herder y Fichte. Según Herder, la mezcla de las naciones contradice a la naturaleza debido a que la naturaleza crea las sociedades. Y Fichte, impresionado de los filósofos como Kant y Herder, puso las primeras piedras del racismo alemán.

Eventualmente estos fundamentos racistas se convirtieron en fascismo con Hitler y Mussolini en el siglo XX y a consecuencia el mundo se enfrentó a un gran desastre. Este desastre grave causó la muerte de 50 millones de personas y dejó al menos 50 millones de heridos. Y en la época contemporánea especialmente con el acabo de la Guerra Fría en 1990 se necesitaba un nuevo otro o un nuevo enemigo ya que el comunismo se desapareció y se necesitaba crear un nuevo aparato que formaría una excusa a la supremacía y la explotación del Occidente en el lugar del comunismo. Entonces ya comenzó la época posmoderna, pero aún no comenzó la ola de globalización que formó el paradigma político y económico de esta época. No fue difícil descubrir la excusa. Los ataques del 11 de septiembre constituyeron la excusa buscada y prepararon una base para estallar la islamofobia. Esta comprensión, que luego se convirtió en una enemistad contra el islam, fue un chaleco salvavidas para los partidos racistas en Europa. La ola de migración y la crisis migratoria, que se estallaron después de la guerra civil siria en 2011 y que se han convertido en uno de los sucesos más trágicos del siglo, han causado el alza del racismo de la segunda onda en Europa.

Ya que los países de la Unión Europea, que se quedan callados ante la tragedia humana del siglo, intentan obtener interés del populismo racista emergente por la ola de migración hacia ellos. Los países de la Unión Europea, además, han impuesto a Turquía toda la responsabilidad de la migración y han acusado a Turquía por los problemas sobre los refugiados. A pesar de que Turquía obedece el Acuerdo de Readmisión firmado con la Unión Europea en 2016, el bloque no ha cumplido con su ningún compromiso y además ha practicado manipulaciones de crisis contra Turquía.

Si la Unión Europea considera dirigir Turquía con una estrategia de crisis, tiene una cuenta errónea ya que su política no sirve nada más que propagar el racismo en Europa. Aunque el plan obtiene una ventaja a corto plazo, causará un bumerang a medio y largo plazo. El ejemplo de la Segunda Guerra Mundial todavía mantiene vivamente en la memoria de la historia cercana. Los que no pueden derivar lección de la historia debe aprender la historia.

Preparado por el Profesor Mustafa Sıtkı Bilgin



Noticias relacionadas