Música, Actualidad y Prensa Amarilla (20/2014)

Manisa: La historia de la pasta de mesir comienza en 1522 cuando enfermó la Sultana Hafsá, esposa del sultán Selim el Valiente

Música, Actualidad y Prensa Amarilla (20/2014)

Manisa que es una de las provincias más ricas de Turquía y de la Región Egea con su contexto histórico y cultural, es la segunda mayor provincia de Egeo después de İzmir. La historia de las tierras de Manisa se remonta hacia la Edad Paleolítica. Las investigaciones desvelaron huellas de pie de 15-25 mil años de edad. La región donde se sitúa Manisa se llamaba “Arzava” en la época hitita. La obra más importante de la época, “Monumento Rupestre a Cíbele” es del siglo XIII a.C. Tres de las Siete Iglesias de Revelación, Sardes, Filadelfia y Tiatira son las obras romanas en Manisa. Lidia también está aquí. La ciudad de Sardes que era la capital del Reinado Lidio que acuñó la primera moneda de la historia se encuentra en el departamento de Salihli. En Manisa y su entorno se encuentran más de veinte ciudades arcaicas.
Para los otomanos era el Sandjak de Manisa como primer lugar de misiones de los sultanes del futuro. Los sultanes herederos se encargaban de la administración de la región de Manisa. Por eso se le llama “La ciudad de los sultanes herederos”, porque aquí se enseñaba a gobernar.
En esta ciudad hay una tradición tan arraigada comenzada con la Sultana Hafsá, la madre del Legislador (Solimán el Magnífico) que tiene renombre internacional formando parte de los festivales. Estamos hablando del Festival Internacional de la Pasta de Mesir de Manisa que está en la lista de los Patrimonios Culturales Intangibles de la Humanidad, determinada por la UNESCO. La pasta de mesir que es aceptada como una fuente de panacea fue dispersada al público otra vez desde la Mezquita del Sultán. El festival de mes fue celebrado por 474ª vez con la asistencia de 12 países.
La historia de la pasta comienza en 1522 cuando enfermó la Sultana Hafsá, esposa del sultán Selim el Valiente. El famoso médico de la época, Merkez Efendi encontró un remedio para su enfermedad. La argamasa producida de 41 tipos de especias y plantas terapéuticas cura a la sultana. Hafsá que se recompone al comer la pasta de mesir pide que se la pasta se reparta entre el público. Ordena que la pasta se disperse al público en pequeños paquetes desde las cúpulas y los minaretes de la Mezquita del Sultán. El 21 de marzo, día de Noruz, el público se aglomera delante de la mezquita y nace de esta forma el Festival de Mesir de Manisa. La ciudad está visitada por mucha gente que viene para recoger la pasta de mesir creído ser remediosa. La pasta de mesir despierta el apetitio, regula el círculo sanguíneo, mata el cansancio y hace funcionar las hormonas. En el festival de 2014, fueron echadas 5 toneladas de pasta de mesir preparada con rezos tal y como mandaba la sultana Hafsá hace 474 años. La pasta fue lanzada desde las cúpulas de la mezquita hacia la Plaza de Sultán. La sultana Hafsá decía: “Quisiera que la pasta de mesir se repartiera en cantidades abundantes entre el público siempre que exista la Tierra”. El festival comenzó con la Ceremonia de Argamasa de la Pasta de Mesir el pasado 21 de marzo. Los bailadores folklóricos de 12 países presentaron sus danzas populares.

El Museo de Rezan Has en la Universidad de Kadir Has reúne a los arteaficionados con una exposición que iluminará la evolución de la escritura. La exposición “Lo que susurran los idiomas desaparecidos-II”, estará abierta hasta el 1 de julio de 2014 en Estambul. La muestra cuenta la historia de la expresión y la comunicación a través de los métodos que nacieron desde el comienzo de la humanidad hasta el tiempo actual. Como es sabido, los sumerios, uno de los pueblos de Anatolia, fueron los que inventaron la escritura en el año 3200 a.C. Su primera escritura se componía de las formas. Cada figura representaba un ser o un hecho. La pictografía que también inspiró la escritura cuneiforme es la primera escritura de la humanidad.
Los sumerios crearon también las primeras normas de derecho escritas de la historia. Es posible llamar los sumerios “el primer estado de derecho” del mundo. Después de la invención de la escritura, el hombre empezó a inmortalizar sus ideas, reglas, quejas, clamores, dolores y alegría a través de las letras. Transmitió sus ideas y peticiones sobre muchos temas a través de las escrituras de litografía y tratados. Con la invención de la escritura comenzó la “historia” de la humanidad.
La escritura que posibilita rastrear las huellas de la humanidad y la civilización experimentó tantas transformaciones. Los visitantes que ven la muestra pueden presenciar esta transformacion a través de los diversos ejemplos de las inscripción arcaicas que albergan un montón de datos sobre las normas, reglas, vida cotidiana y relaciones comerciales. Y ven cómo se cambiaron las sociedades. “Lo que susurran los idiomas desaparecidos” es una reseña del clamor silencioso de las piedras, una constelación de interacciones culturales entre la escritura y el hombre. La muestra recoge los idiomas hitita, frigio, urartiano, licio, cario, griego arcaico, latín además de pictograma y cuneiformes. Idiomas persistentes y desaparecidos en nuestro tiempo.


Etiquetas:

Noticias relacionadas