Biden advirtió a Netanyahu sobre no iniciar una operación militar en Rafah sin un plan creíble

Biden reiteró su opinión a Netanyahu de que "la operación militar no debe comenzar sin un plan creíble y factible para garantizar la seguridad de más de 1 millón de personas en Rafah"

2100856
Biden advirtió a Netanyahu sobre no iniciar una operación militar en Rafah sin un plan creíble

El presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Joe Biden, aconsejó al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que no debería "empezar una operación militar sin un plan probable" en la ciudad de Rafah, en la Franja de Gaza.

En un comunicado escrito de la Casa Blanca, se señala que Joe Biden y Benjamin Netanyahu hicieron una conversación telefónica en la que se abordaron "los intentos para garantizar la liberación de todos los rehenes retenidos por Hamás".

En dicha declaración se afirma que Biden repitió su opinión a Netanyahu de que "la operación militar no debe iniciar sin un plan verosímil y posible para garantizar la seguridad de más de 1 millón de personas en Rafah".

En el comunicado, se añadió que Biden "solicitó que se adopten precauciones urgentes y específicas para incrementar la eficiencia y la coherencia de la ayuda humanitaria a civiles palestinos inocentes" y que el presidente también reaseguró "el objetivo común de ver derrotado a Hamás y garantizar la seguridad a largo plazo de Israel y su pueblo."

Entre tanto, la agencia oficial palestina WAFA, basándose en funcionarios de hospitales en Rafah, declaró que más de 100 personas perdieron la vida en los ataques de Israel a la ciudad de Rafah y cientos de heridos llegaron a los hospitales.

Las fuentes locales declararon que aviones de combate realizaron casi 40 ataques aéreos simultáneamente con intenso fuego de artillería y de buques de guerra desde el mar y que  fueron atacadas muchas casas y mezquitas donde se refugiaban personas desplazadas.

La Media Luna Roja Palestina también declaró que los ataques israelíes se intensificaron  en el centro de la ciudad de Rafah y que las casas de civiles también fueron blancos de los ataques.

En la declaración hecha por la Oficina del Primer Ministro israelí el 9 de febrero, se declaró que Netanyahu dio instrucciones al ejército y a la organización de seguridad para preparar el plan necesario para realizar ataque al sur de la Franja de Gaza y desplazar a casi 1,5 millones de palestinos que se refugiaron allí.

El ala militar de Hamás, las Brigadas al-Qassam, declaró que había iniciado un ataque integral contra Israel llamado "Diluvio de al- Aqsa" el 7 de octubre.

Ante este adelanto, el ejército israelí declaró que había iniciado la operación Espadas de Hierro contra la Franja de Gaza.

Más de 28.000 palestinos, en su mayoría niños y mujeres, murieron en la escalada de tensión.



Noticias relacionadas