Estonia y Polonia han declarado que no hay que obedecer a las amenazas nucleares de Rusia

"La amenaza de Rusia es un bluf nada más"

1888791
Estonia y Polonia han declarado que no hay que obedecer a las amenazas nucleares de Rusia

La primera ministra de Estonia Kaja Kallas ha señalado que el occidente no debe obedecerse a las amenazas nucleares de Rusia y debe apoyar fuertemente a Ucrania que lucha para salvar su territorio bajo el ataque. Kaja Kallas en la entrevista con Associated Press la agencia estadounidense, ha calificado como 'muy peligrosas' las convocaciones de negociación y paz en Ucrania, desde 'los nombres muy pioneros' recientemente. Kallas ha enfatizado que hay que tomar en serio las amenazas nucleares pero así no deben ser 'dejar la toalla' porque calmar en las situaciones enojadas por el presidente ruso Vladimir Putin significa en el obedecimiento ante las amenazas: "El occidente nunca debe aceptar las amenazas nucleares de Rusia, fue dado un mensaje muy claro a Rusia sobre el uso de fuerza nuclear y hay que apoyar Ucrania hasta cuándo salve sus terrotorios bajo el ataque y no debe obedecerse a las ofertas tempranas de paz con las amenazas nucleares de Rusia. 

La primera ministra Kallas ha recordado que fue desterrada o prisionada una mayor parte de los elites sociales y políticos de Estonia bajo la invesión soviética: "Aunque haya la paz así no significa que calmará el dolor para Ucrania". 

Kallas ha dicho que Rusia fracasa en su guerra en Ucrania, desarrolla la resistencia interior en Moscú contra la incursión militar y comenzaron alzar las voces criticantes desde los aliados de Putin: "Vemos el inicio del final de la guerra". 

El primer ministro polaco Mateusz Morawiecki ha señalado que son un bluf, las amenazas de Rusia para usar armas nucleares en Ucrania y en otros lugares. Morawiecki al discursar en el Foro de Seguridad de Varsovia en la capital, ha señalado que Putin uintenta reformar su estrategia en Ucrania con la amenaza de usar armas nucleares y no hay que permitirlo: "Putin cree que aumentar el ritmo de la guerra es el único método para ganar. Desea que creemos en su acto para usar armas nucleares. Pero es un aparato de chantaje. Nosotros sabemos muy bien la historia en la zona y Rusia toma el paso atrás cuando aparece una fuerza contraria. Por ello son muy severos". 

 



Noticias relacionadas