43 países piden a China que permita 'el acceso a la Región Autónoma Uigur de Xinjiang'

43 países, incluida Turquía, llamó a China que "permita al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y a los observadores independientes visitar la Región Autónoma Uigur de Xinjiang de inmediato y sin obstáculos "

1723338
43 países piden a China que permita 'el acceso a la Región Autónoma Uigur de Xinjiang'

43 países, incluida Turquía, llamó a China, acusada de ejercer presión y violencia contra los turcos uigures y otras minorías musulmanas en la Región Autónoma Uigur de Xinjiang, a "permitir que el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y los observadores independientes visiten la región de inmediato y sin obstáculos".

En el 3° Comité de la Asamblea General de la ONU, en el que se debatieron cuestiones de derechos humanos, 43 países, en un comunicado conjunto, se mostraron preocupados por las violaciones de derechos humanos en Xinjiang.

En su declaración, 43 países señalaron que los informes fidedignos apuntan a la existencia de campamentos de "educación política" donde más de 1 millón de personas se han detenio arbitrariamente, y expresaron que el número de denuncias que documentan tortura, tratos inhumanos y degradantes, esterilización forzada, violencia sexual y violencia forzada la separación de los niños de sus familias está aumentando.

El comunicado indicó que continúa la vigilancia desproporcionada de los uigures y otras minorías, y pidió a China, acusada de imponer presión y violencia a los uigures turcos y otras minorías musulmanas en la Región Autónoma Uigur de Xinjiang, que "permita al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y a los observadores independientes visitar la región de inmediato y sin obstáculos".

La declaración también pidió a China que cumpla con sus obligaciones internacionales y respete los derechos humanos.

Mientras que la ONU y otras organizaciones internacionales han reiterado sus pedidos de que los campos se abran para inspección, el gobierno chino rechaza las acusaciones y se niega a permitir que los funcionarios de la ONU busquen libremente en la zona con el fin de obtener información directa.

 



Noticias relacionadas