Birmania continúa negando los derechos fundamentales de ciudadanía de los musulmanes rohingyás

La ONG Fortify Rights aseguró que los autorizados birmanos fuerzan a los musulmanes rohingyás a aceptar tarjetas de Verificación Nacional (NVC) que los califica como "bengalíes"

Birmania continúa negando los derechos fundamentales de ciudadanía de los musulmanes rohingyás

Fortify Rights, una ONG enfocada en los derechos humanos en el sudeste asiático, con sede en Tailandia, denunció que Birmania insiste en hacer caso omiso los derechos de ciudadanía básicos de los musulmanes rohingyás.

El organismo, bajo la luz de nuevas evidencias, aseguró que los autorizados birmanos obligan a los musulmanes rohingyás a aceptar tarjetas de Verificación Nacional (NVC) que los califica como "bengalíes".

Además, pidió al Gobierno birmano a dar pasos para la concesión de todos los derechos de ciudadanía a los musulmanes rohingyás.

En en el estado Rakáin (antiguo Arakan), se produjeron enfrentamientos entre budistas y musulmanes en 2012, miles de musulmanes fueron masacrados y cientos de casas y lugares de trabajo fueron incendiados.

Más tarde, el ejército de Birmania y los nacionalistas budistas iniciaron la violencia masiva bajo el pretexto de ataques simultáneos en los puestos fronterizos en Rakáin el 25 de agosto de 2017.

Según los cálculos de las Naciones Unidas (ONU), el número de refugiados en Bangladesh que escaparon de la opresión y persecución en Rakáin llegó a 900 mil después de agosto de 2017.

La ONU y las organizaciones internacionales de derechos humanos tildan la violencia contra los musulmanes rohingyás como "limpieza étnica" o "genocidio".

 



Noticias relacionadas