Rusia dice que el presunto espía estadounidense fue despedido hace varios años

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, aseguró que el presunto espía no ocupó un puesto de alto rango dentro del Gobierno ruso

Rusia dice que el presunto espía estadounidense fue despedido hace varios años

AA - El ciudadano ruso Oleg Smolenkov, sospechoso de espiar dentro del gobierno ruso para la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA), fue despedido hace varios años, aseguró el martes el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov.

"En efecto, Smolenkov trabajó para la administración presidencial, pero unos años antes fue despedido por una orden interna. Su cargo no pertenecía a la categoría de altos funcionarios (...). Todas estas especulaciones estadounidenses sobre su extracción, de quién fue salvado, etc., esto, ya sabes, es una especie de Pulp Fiction", aseguró Peskov.

El funcionario ruso se refirió a los informes de la cadena de noticias CNN que indicaban que EEUU extrajo a una de sus fuentes encubiertas dentro del Gobierno ruso en 2017, en medio de la preocupación por parte de la CIA de que el presidente Donad Trump pudiera exponerlo ante un posible mal manejo de información clasificada.

Según el informe de noticias, basado en múltiples funcionarios anónimos de la administración Trump, la misión de extracción tuvo lugar poco después de que Trump se reuniera con el canciller ruso, Sergey Lavrov, y el ex enviado de Rusia, Sergey Kislyak, en mayo de 2017.

Durante estas reuniones, Trump discutió con funcionarios rusos aspectos clasificados de inteligencia entregados por Israel a EEUU sobre el grupo terrorista Daesh en Siria.

Una fuente, de quien CNN dijo estaba directamente involucrada en la decisión de extraer al espía de Rusia, afirmó que las divulgaciones realizadas por Trump renovaron las preocupaciones de que la identidad del informante podría ser expuesta.

La CIA, por su parte, catalogó el informe como "incorrecto".

"La especulación de que la forma como el presidente maneja información sensible y clasificada, a la que él tiene acceso todos los días, condujo a la supuesta extracción [del espía] es incorrecta", afirmó Brittany Bramell, portavoz de la agencia.

Por su parte, Elena Krylova, secretaria de prensa de la Oficina presidencial rusa, indicó que el presunto espía nunca fue empleado del departamento.

"Él nunca trabajó en la presidencia rusa", reiteró Krylova (AA).

 



Noticias relacionadas