Bachelet se declara preocupada por la violencia de los incidentes en Hong Kong

Bachelet precisó que las autoridades hongkonesas deben procurar la protección de los derechos de quienes expresan pacíficamente su opinión

Bachelet se declara preocupada por la violencia de los incidentes en Hong Kong

 

La alta comisaria de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, se declaró preocupada por la reciente violencia en los incidentes ocurridos en Hong Kong y condenó todo tipo de violencia y asaltos contra propiedades privadas.

Bachelet convocó a las autoridades y al pueblo de Hong Kong a mantener un diálogo abierto e incluyente para resolver los problemas de la forma pacífica.

“Formar plataformas para que la sociedad pueda estar en las decisiones relativas a sus problemas y a sus vidas es el camino único y definitivo para alcanzar la estabilidad política de largo plazo y seguridad pública. Existen evidencias concretas de que se usaron armas contrarias a la normativa internacional durante las intervenciones de la policía en las protestas de Hong Kong. Los agentes de seguridad provocan riesgo de muertes o heridas lanzando bombas lacrimógenas en ambientes cerrados. La Oficina de la ONU convoca a las autoridades de la Región Administrativa Especial de Hong Kong a investigar estos hechos y garantizar que la plantilla de seguridad acate las reglas”, declaró.

Bachelet precisó que las autoridades hongkonesas deben procurar la protección de los derechos de quienes expresnr pacíficamente su opinión al subrayar que la intervención en las manifestaciones debe ser proporcionada y en armonía con estándares internacionales.

Entre tanto, la Agencia Anadolu (AA) reportó que todos los vuelos fueron cancelados en el Aeropuerto Internacional de Hong Kong este lunes debido a las protestas contra el proyecto de ley que pretende facilitar la extradición de nacionales de ese país a China. Miles de manifestantes hongkoneses ocuparon la terminal principal, las salas de llegada y las salidas del aeropuerto desde la mañana del lunes en respuesta a la dura intervención policial durante las protestas. Un gran número de manifestantes obstruyó el registro y llegada de los pasajeros y se cancelaron hasta 130 vuelos.

El portavoz de la Administración del Aeropuerto, Yang Guang, afirmó en un comunicado que miles de personas participaron en las manifestaciones e interrumpieron seriamente las operaciones del aeropuerto.



Noticias relacionadas