Boris Johnson: “Las presidenciales de Rusia no me parecieron libres”

“Inglaterra no busca una nueva guerra fría con Rusia"

935092
Boris Johnson: “Las presidenciales de Rusia no me parecieron libres”

 

 

El secretario de Relaciones Exteriores británico, Boris Johnson, contestó a los miembros de la Comisión de Exteriores en el Parlamento.

Preguntado sobre el Mundial de 2018 que será organizado en Rusia, país con el que las relaciones bilaterales pasan por un período crítico después del envenenamiento del agente Skripal y su hija en Salibury, el ministro dijo que uno de los diplomáticos expulsados por Rusia está responsable de la seguridad de los hinchas británicos.

“No se podría imaginar ninguna otra cosa tan peligrosa para la habilidad de Inglaterra para asistir a la seguridad de sus hinchas en Rusia. Aquí hay un problema. Debemos hacer una negociación urgente sobre nuestras responsabilidades en materia de seguridad de los fans según lo estipulado en la convención de la FIFA”, explicó.

Cuando un legislador adelantó que el presidente Putin podría aprovechar el Mundial de Fútbol en su país para fines de ‘relaciones públicas’ tal como había hecho Hitler en 1936 con las Olimpiadas, Johnson aseguró que la comparación es absolutamente correcta afirmando que “no está en la agenda la inasistencia de la selección británica al Mundial”.

Johnson añadió que en el previo Mundial había 94.000 británicos y que para él de este año solo se han presentado 24.000 recursos.

“Inglaterra no busca una nueva guerra fría con Rusia. Hoy no existe una amenaza existencial de este tipo. Pero se encuentra una amenaza y debemos ser muy estrictos y determinados”, apuntó.

Preguntado sobre su opinión acerca de las presidenciales rusas del pasado fin de semana, Johnson dijo: “No me parecieron unas elecciones libres y justas”.

El Reino Unido había decidido practicar una serie de sanciones para Rusia a la cual responsabiliza por el envenenamiento de Skripal. Como primer paso, expulsó a 23 diplomáticos rusos. A cambio, Rusia decidió echar del país a 23 británicos.

Inglaterra anunció que la sustancia usada en el acto era un material químico fabricado supuestamente por Rusia y para fines militares. Se trata de la gama “Novichok” creada en las décadas de 1970 y 1980 por la URSS.



Noticias relacionadas