La Biblioteca de Celso: la tercera biblioteca más grande de la época antigua

Un programa preparado por Neslihan Değirmencioğlu

1718575
La Biblioteca de Celso: la tercera biblioteca más grande de la época antigua

Los bibliófilos y los que quieren investigar mucho, califican las bibliotecas como un templo. Tienen razón porque las bibliotecas se dominan por la tranquilidad y el silencio de un lugar sagrado. Y el libro leído o el tema investigado ayuda para asegurar una satisfacción de una manera. A lo mejor el autor argentino Jorge Luis Borges dice: “Siempre imaginé el paraiso como la especie de una biblioteca”.  

La historia de las bibliotecas es tan antigua que la historia de la escritura. Las primeras letras sobre las tablillas de barro y después con el comienzo del uso de papiro, apareció la necesidad de reservar estos documentos. Hasta aquel momento los elementos de historia y la cultura que se transmitían oralmente de una persona a la otra, se reservaron de esta forma y seguramente y se hicieron la memoria de la humanidad. Perjudicar a las bibliotecas es para devastar una memoria cultural. Anatolia es una geografia que testimonia a las primeras bibliotecas que contribuyen a la formación de esta memoria cultural y este depósito de información. Pérgamo es la biblioteca mayor y más famosa de la época antigua. La tercera biblioteca más grande de aquel entonces es la Biblioteca de Celso en Éfeso.   

Éfeso es la ciudad portuaria importante y espléndida del mundo antiguo. Es uno de los puntos más importantes de cruce entre Asia y Europa y el centro más importante política y comercialmente. Éfeso es la capital de la Provincia Asiática del Imperio Romano es uno de los metrópolis más grandes de aquel entonces con su población que supera 200 mil habitantes. La historia de esta ciudad que desempeña un papel importante siempre en la ciencia, cultura y el arte, se prolonga a 6 mil años a.C. Después del Imperio Romano se alojan personas en aquella ciudad en los períodos bizantino y otomano.  

La Ciudad Antigua de Éfeso en Selçuk, Izmir es un lugar poblado muy espléndido. La riqueza arquitectónica de la ciudad compete con Roma. La Biblioteca de Celso en la ciudad es la segunda biblioteca más grande de Anatolia y es la tercera de su era. La Biblioteca de Celso se construye por el hijo del senador más poderoso del Imperio Romano. El hijo del senador pide inmortalizar el nombre del senador Celso quien también es el gobernador de la Provincia de Asia y hace construir la biblioteca con su propia fortuna. Ofrece al servicio este edificio con sus libros y las obras maravillosas y artísticas. Deja como la herencia 25 mil monedas de oro romano para la protección de la biblioteca y la compra de nuevos libros.  

La Bibliotece de Celso se construye sobre la avenida principal de la ciudad antigua de Éfeso, en las proximidades de ágora, el centro de la ciudad. Está muy cerca al Auditorio donde los científicos y los poetas dan las conferencias. En el diseño de la biblioteca se muestra un esfuerzo especial para una influencia destacable. Están en el segundo plan la simplicidad y la función de la época jonia.  La estructura de la biblioteca surge adelante por sus figuras, las estatuas, las ornamentaciones. Especialmente llama la atención por su fachada y su puerta espléndida de Augustus. Las estatuas maravillosas entre las columnas gigantescas en la fachada hoy también llaman la atención alta de sus visitantes. Las estatutas de cuatro mujeres que representan la sabiduría, la información, la inteligencia y la virtud, son los ejemplares más destacables de la arquitectura de estatua de la época antigua.   

La Biblioteca de Celso tiene una altura de 17 metros. Para poder imaginar esta altura podéis imaginar un edificio de 6 pisos. A pesar de un aspecto de dos pisos de la fachada, el interior tiene 3 pisos. Las aperturas sobre la puerta de entrada impiden por un lado la filtración de la lluvia en la sala principal y por otro lado asegura la luz diaria al ambiente. Para proteger los 12 mil pergaminos contra la humedad y el calor hubo un vacío de 1 metro aproximadamente entre las paredes exteriores e interiores.  

La espléndida Biblioteca de Celso tiene una característica no conocida mucho por todos y la diferencia de sus rivales. A lo mejor os puede sorprender pero la biblioteca es también un mausoleo. El hijo puso la tumba mientras que hizo construir una biblioteca para la conmemoración de su padre. Este descubrimiento apoyado por los epitafios, gana la característica de ‘la biblioteca construida por fines honoríficas’ para esta estructura. Un ciudadano prestigioso durante el Imperio Romano se honorificaba como un héroe después de su muerte y se enterraba en los edificios importantes de la ciudad. A pesar de que es un ejemplo bonito de este carácter, el mausoleo en la Biblioteca de Celso, hoy esta situación es muy interesante para nosotros.   

La Ciudad Antigua de Éfeso que hospeda a diferentes civilizaciones hoy está en la Lista de Patrimonio Mundial de UNESCO. Ofrece con todo su esplendor a sus visitantes después de centenares de años y los períodos que testimonió a lo largo de años.  Hemos hablado de la Biblioteca de Celso que es la una de las bibliotecas más importantes de la edad antigua después de Alejandría y Pérgamo pero la ciudad mayoritariamente causa admiración por muchas estructuras. El Templo de Artemisa que se considera como la una de siete maravillas del mundo antiguo, es la estructura más famosa de la ciudad. En el lugar del templo solamente hay una sola columna de mármol. Otra estructura impresionante e importante es el Teatro Antiguo de Éfeso. Con su capacidad de 25 mil espectadores es el teatro al aire libre más grande de la época antigua. El Templo de Hadriano, la Avenida de Curetes, la Fuente de Trajano, Odeón, los baños, el acueducto, el edificio municipal. Hay tantas cosas para ver en la Ciudad Antigua de Éfeso. Aquí solamente podemos mencionar sus nombres. Visitar y ver es vuestro cargo.   

Tiene otra característica la Ciudad Antigua de Éfeso y la ciudad se considera como un centro de peregrinación. Hay descubrimientos que la ciudad ofreció servicio a la religión hace 1100 años a.C. El Templo de Artemisa es un centro de peregrinación en el período pagano. Después del cristianismo expandido, los reglamentos de nueva religión fueron definidos en Éfeso en la Iglesia de Virgen María, la primera iglesia dedicada a la madre de Jesús Cristo. Por este motivo es muy importante para los cristianos como un centro de peregrinación y son importantes además para los cristianos los Siete Durmientes de Éfeso y la Basílica de San Juan.   

Es imposible hablar en un solo capítulo de un programa sobre la ciudad legendaria de una era, Éfeso y sus estructuras espléndidas. Por ello hemos reservado el lugar a la Biblioteca de Celso que es una de laas estructuras más impresionantes en la ciudad que se puede visitar hoy como una reliquia de la edad antigua. La biblioteca cuya información es accesible de los epitafios sobre su construcción, es el único ejemplo en la geografía de Anatolia por su carácter como un mausoleo y las ornamentaciones artísticas cada una además de su arquitectura impresionante.  

La figuras sobre la Biblioteca de Celso se exponen hoy en el Museo de Viena desgraciadamente junto con los capitales de columnas. Otra vez convocamos para que regresen lo antes posible las piezas imprescindibles de la biblioteca a las tierras a donde pertenecen.  



Noticias relacionadas