Marmaray, el túnel bajo el Bósforo

El proyecto de un túnel submarino que uniera Asia y Europa lo planteó por primera vez en 1860 el sultán Abdülmecid

Marmaray, el túnel bajo el Bósforo

El Marmaray es la primera conexión ferroviaria de ancho internacional entre Europa y Asia a través de un túnel submarino bajo el estrecho del Bósforo de Estambul. Este túnel tiene una longitud de 13.6 kilómetros con 1.4 kilómetros bajo suelo marino y está montado en varias secciones de entre 90 y 135 metros de largo. Estos elementos pesan hasta 18.000 toneladas y se han sumergido a 60 metros bajo el nivel del mar: 55 metros de agua y 5 metros de tierra. Marmaray es el túnel sumergido submarino más profundo del mundo y está preparado para soportar terremotos de 9 grados en la escala Richter.

El proyecto de un túnel submarino que uniera Asia y Europa lo planteó por primera vez en 1860 el sultán Abdülmecid y el proyecto era conocido entonces simplemente como “Deniz Tüneli", el túnel del mar. El nombre de Marmaray es el resultado de la combinación del nombre del Mar de Mármara, que se encuentra al sur del proyecto, con ray, la palabra turca para raíl.

La construcción comenzó en 2004, a través de un consorcio turco-japonés y una constructora española, con el objetivo de apertura inicial en 2009. Después de diversos retrasos debido a hallazgos arqueológicos, la primera fase del proyecto se inauguró en 2013. El proyecto se retrasó cuatro años, en gran parte debido al descubrimiento en las excavaciones del puerto más grande de la ciudad, un puerto del siglo IV conocido en los registros históricos como puerto de Eleuterio o también puerto de Teodosio, uno de los más activos del imperio Bizantino. Allí, los arqueólogos descubrieron restos de una porción de la muralla de la ciudad que data de los años de Constantino I y los restos de 8 barcos, entre ellos un gran barco de madera de más de mil años de antigüedad. Su casco apareció intacto bajo tierra, en un área que alguna vez estuvo cubierta por el mar. Además, la excavación descubrió la evidencia más antigua de asentamiento en Estambul, incluyendo ánforas, cráneos de caballos, y nueve cráneos humanos encontrados en una bolsa, que se remonta hasta 6000 años antes de Cristo. Otros elementos de interés hallados son más de 170 monedas de oro, cientos de ánforas de arcilla, sandalias de cuero, pesos y balanzas, cuencos de porcelana e incluso huesos de camellos, osos, avestruces, elefantes y leones, probablemente importados de África para el entretenimiento de las masas en el Hipódromo de Constantinopla. El hallazgo más antiguo, de unos 8000 años de antigüedad, es una cabaña neolítica que contiene herramientas de piedra y cerámica.

El proyecto ha creado 5 nuevas estaciones: Ayrılık Çeşmesi, Üsküdar, Sirkeci, Yenikapı y Kazlıçeşme y conecta con elmetro de Estambul y el tren ligero que llega alAerpuetto de Atatürk. Marmaray mueve alrededor de 80.000 personas al día conectando dos continentes en apenas cuatro minutos.

Marmaray funciona diariamente de 6 de la mañana a 10 de la noche con una frecuencia de paso de 10 minutos.


- Programa preparado por el arquitecto Santiago Brusadin -


Etiquetas: Estambul , Bósforo , Marmaray

Noticias relacionadas