Corte Suprema de Justicia de Perú ordena siete días de prisión preventiva para el expresidente

Pedro Castillo fue trasladado a una prisión este miércoles por la noche luego de un día dramático en el que fue acusado de rebelión tras su intento de disolver el Congreso

1916629
Corte Suprema de Justicia de Perú ordena siete días de prisión preventiva para el expresidente

Juan Carlos Checkley, juez de la Corte Suprema de Justicia de Perú, ordenó este jueves 8 de diciembre al ahora expresidente Pedro Castillo cumplir siete días de prisión preventiva mientras se le investiga por el delito de rebelión.

Castillo intentó disolver el Congreso el día anterior en un último intento desesperado por retener un juicio político que enfrentaba.

Durante la audiencia en línea, el fiscal federal Marco Huamán aseguró que el expresidente había pedido asilo en la embajada de México en la capital, Lima, y que existía el riesgo de “fuga”.

El abogado de Castillo, Víctor Pérez, y el exprimer ministro Aníbal Torres, quienes asistieron a la audiencia, argumentaron que el discurso televisado de Castillo en el que anunció la disolución del Congreso “no constituyó el delito de rebelión”.

Castillo fue trasladado a una prisión este miércoles por la noche luego de un día dramático en el que fue acusado de rebelión tras su intento de disolver el Congreso.

El anuncio del exlíder peruano fue inmediatamente condenado por las fuerzas políticas, incluido el partido que lo llevó al poder, Perú Libre, y provocó una serie de renuncias en el gabinete.

Los legisladores del país votaron 101 a 6, con 10 abstenciones, para destituir a Castillo por razones de “incapacidad moral permanente”.

La vicepresidenta, Dina Boluarte, se juramentó como la nueva presidenta de Perú, la primera mujer en ocupar el cargo en el país.

Boluarte también rechazó la decisión de Castillo de “perpetrar la ruptura del orden constitucional al cerrar el Congreso”, mientras que el Defensor del Pueblo calificó de "golpe de Estado" el intento de disolución del mismo.

Tras el caos generado por la declaración del expresidente, los medios locales informaron que el mandatario había acudido a la embajada de México en Perú para solicitar asilo.

Un video que circuló en las redes sociales mostró cómo la Policía interceptó su coche y lo detuvo.



Noticias relacionadas