Tribunal argentino abre caso contra el Ejército de Myanmar por persecución de los rohinyá

Este es el primer caso de jurisdicción universal sobre el genocidio rohinyá que se ha abierto en el mundo

1740047
Tribunal argentino abre caso contra el Ejército de Myanmar por persecución de los rohinyá

AA- El poder judicial argentino dio "un paso histórico" al abrir un caso judicial contra el Ejército de Myanmar por la persecución de los rohinyá, según aseguró este domingo la Organización Rohinyá de Birmania del Reino Unido (BROUK, por sus siglas en inglés).

La Segunda Sala de la Corte Penal Federal en Buenos Aires confirmó el pasado viernes que iniciará un caso contra altos funcionarios de Myanmar bajo el principio de jurisdicción universal, indicó un comunicado emitido por BROUK.

“Este es un día de esperanza no solo para nosotros, los rohinyá, sino también para las personas oprimidas en todas partes. La decisión en Argentina muestra que no hay dónde esconderse para quienes cometen genocidio. El mundo está firmemente unido contra estos abominables crímenes”, dijo Tun Khin, presidente de BROUK, quien presentó la petición ante el poder judicial argentino para que se abriera este caso en noviembre de 2019.

El caso en Argentina cubrirá la gama completa de los crímenes cometidos contra la minoría musulmana rohinyá en Myanmar, un país de mayoría budista ubicado en el sudeste asiático.

"El caso se relaciona con los crímenes perpetrados contra los rohinyá por las autoridades de Myanmar en el estado de Rakáin durante décadas", agregó Khin.

Los rohinyá, descritos por la ONU como el pueblo más perseguido del mundo, se han enfrentado a mayores temores de ser atacados desde que decenas de personas murieron en medio de la violencia comunitaria en 2012.

Además, desde el 25 de agosto de 2017 casi 24.000 musulmanes rohinyá han muerto, mientras que más de 34.000 fueron arrojados al fuego y más de 114.000 fueron golpeados. 

En medio de aquella ola de violencia, cerca de 18.000 mujeres y niñas rohinyá fueron violadas, más de 115.000 hogares incendiados y otros 113.000 destrozados por fuerzas del Estado de Myanmar, según un informe de la Agencia de Desarrollo Internacional de Ontario (OIDA).

Más de 750.000 refugiados rohinyá, en su mayoría mujeres y niños, huyeron de Myanmar y cruzaron hacia Bangladesh después de que las fuerzas de Myanmar lanzaran una ofensiva contra la comunidad musulmana minoritaria en agosto de 2017, con lo que el número de personas perseguidas que se refugia en Bangladesh ascendió a más de 1,2 millones.

“El caso de Argentina es el primer caso de jurisdicción universal sobre el genocidio rohinyá que se ha abierto en el mundo, pero no el único proceso legal internacional contra las autoridades de Myanmar”, señala el comunicado.

“Incluye la situación particular de seis mujeres que fueron violadas, torturadas y, en muchos casos, sus maridos e hijos asesinados durante esa campaña genocida en el estado de Rakáin”, agrega el texto.

Una de las seis mujeres, que ahora vive en las abarrotadas tiendas de campaña improvisadas ubicadas en el distrito de Cox’s Bazar, en Bangladesh, describió por primera vez su terrible experiencia ante la corte argentina en agosto de este año.

Ella narró la brutalidad con la que los soldados de Myanmar mataron a sus maridos y violaron y mataron a mujeres en Chuk Pyin, Rakáin.

En noviembre de 2019, Gambia presentó un caso ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) contra Myanmar por violar la Convención sobre el Genocidio, y en enero de 2020 la CIJ impuso "medidas provisionales" en las que ordenaba el fin de las prácticas genocidas contra los rohinyá.

"Instamos a la comunidad internacional a redoblar los esfuerzos para hacer justicia y garantizar que este impulso no se pierda", dijo Tun Khin, quien agregó que otros países deben "explorar de inmediato la apertura de casos similares para mostrarles a los responsables del genocidio que no hay paraísos seguros en ninguna parte".

(Agencia Anadolu)



Noticias relacionadas