Partido de Evo Morales, a punto de perder la mitad de las gobernaciones que tenía hace seis años

En los cuatro departamentos donde se desarrolló la segunda vuelta para la elección de gobernadores en Bolivia, el MAS sufrió derrotas. De las nueve regiones del país, solo tres estarían bajo control del movimiento oficialista

1620157
Partido de Evo Morales, a punto de perder la mitad de las gobernaciones que tenía hace seis años
La Paz

Por: Patricia Cusicanqui Hanssen

El Movimiento Al Socialismo (MAS), partido liderado por el expresidente Evo Morales, sufrió el domingo un revés electoral. Según el cómputo oficial hasta el momento, la oposición se impuso en los cuatro departamentos de Bolivia donde se desarrolló la segunda vuelta para la elección de gobernadores.

En el balance general, el oficialismo solo obtuvo el control de tres de las nueve gobernaciones del país, la mitad de las que consiguió en 2015, por lo que ahora prepara evaluaciones con sus máximos ejecutivos para definir ajustes estratégicos.

El balotaje se desarrolló en La Paz, Chuquisaca, Tarija y Pando, regiones en donde el 7 de marzo ninguno de los candidatos logró una victoria con más del 50% de los votos o más del 40% con 10 puntos de diferencia sobre el segundo.

El cómputo oficial del Tribunal Supremo Electoral (TSE) llegó al 100% en Tarija y dio como vencedor a Óscar Montes, del Frente Unidos, con el 54% de los sufragios. El escrutinio está a punto de concluir en las otras tres regiones, pero el porcentaje de actas computadas y la diferencia de puntos entre uno y otro candidato adelanta la victoria de Santos Quispe (Jallalla) en La Paz; de Damián Condori (Chuquisaca Somos Todos) en Chuquisaca, y de Regis Richter (Movimiento Tercer Sistema) en Pando.

Las otras regiones donde la oposición ganó en primera vuelta fueron Santa Cruz y Beni. Por su parte, el MAS logró imponerse en Cochabamba, Oruro y Potosí, habiendo perdido el control en Chuquisaca, Beni y Pando.

“Creo que hemos perdido en los cuatro departamentos la segunda vuelta. Tendremos una reunión de emergencia con ejecutivos para hacer una evaluación”, adelantó Morales en una reunión de su partido este lunes 12 de abril. En el mismo encuentro, el presidente del Senado, Andrónico Rodríguez, anticipó una “evaluación profunda” y ajustes para “corregir errores”.

No obstante estos resultados, el partido de Gobierno arrasó en las municipios, donde consiguió 240 de las 339 alcaldías del país, 13 más que hace casi seis años. Se trata, en la mayoría de los casos, de municipios pequeños en términos de número de pobladores y electores, pero el triunfo es significativo territorialmente. Mientras que los opositores vencieron en ocho de los 10 municipios más importantes del país.

Las nuevas autoridades (gobernadores, alcaldes, asambleístas y concejales) asumirán funciones el 3 de mayo, en una coyuntura altamente polarizada que el voto no ha podido ayudar a superar del todo.

Desde su cuenta oficial en Twitter, Carlos Mesa, líder de Comunidad Ciudadana (CC), la primera fuerza de oposición del país, felicitó a los gobernadores electos y apuntó a que su triunfo es una señal de descontento con la gestión del MAS. “La Paz, Pando, Chuquisaca y Tarija dejaron claro su rechazo a la corrupción, el abuso, la persecución y la discriminación. Con democracia, toca luchar por autonomía y crecimiento”, escribió Mesa.

 

Complejas elecciones

Los comicios de ayer cierran un ciclo electoral que debió concluir en 2020, pero que sufrió retraso ante la anulación de las elecciones generales de 2019 y la pandemia de la COVID-19.

En octubre de 2019, un informe de la misión de observación electoral de la Organización de los Estados Americano (OEA) estableció la “manipulación dolosa” del cómputo oficial en favor del entonces presidente y candidato por el MAS, Evo Morales, quien pretendía permanecer al mando del país por cuarta vez consecutiva.

El hecho derivó en una convulsión social y la renuncia y salida de Morales del país. Posterior al Gobierno transitorio, presidido por Jeanine Áñez, hoy procesado y señalado por el MAS de un supuesto golpe de Estado, Luis Arce (MAS) logró ganar los comicios presidenciales y Morales retornó al país, esta vez como jefe de campaña de su partido.

“El Órgano Electoral Plurinacional cierra el ciclo electoral más complejo de la historia democrática del país, un proceso que incluyó la elección general de 2020 y la elección departamental y municipal de 2021, dos procesos electores llevados adelante en condiciones altamente complejas y que han sido resueltos de manera pacífica y por las vías institucionales”, dijo Salvador Romero, presidente del TSE, al cierre de la jornada electoral de este 11 de abril.

Romero adelantó también que la participación del electorado en la votación de ayer fue “ligeramente menor” a la de los procesos electorales que la precedieron. “Podemos anticipar que el nivel de participación es ligeramente menor a la votación registrada en la primera vuelta, pero sigue siendo alto, consistente y, por lo tanto, alineado con la mejor tradición boliviana de su cultura participativa”.

Por ley, el TSE tiene una semana para concluir el cómputo oficial de los procesos electorales, pero en este caso el trabajo avanzó con celeridad.

 

AA



Noticias relacionadas