Ministra española resalta que Turquía no solo es un amigo, sino un aliado en la OTAN

Turquía es la primera nación que la ministra de Asuntos Exteriores de España, Arancha González Laya, visita fuera de la Unión Europea después de la crisis generada por la COVID-19

1463313
Ministra española resalta que Turquía no solo es un amigo, sino un aliado en la OTAN

La ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación del Gobierno de Pedro Sánchez, Arancha González Laya, resaltó este lunes que Turquía no es solo un socio en la OTAN, sino un aliado.

"Turquía es un aliado de la OTAN, no solo un amigo. En la OTAN, no tienes amigos, tienes aliados", manifestó Laya.

“Es alguien con quien compartes algo tan importante como tu propia seguridad. Esto es lo que España comparte con Turquía. Comparte una batería de misiles que tenemos aquí en este país que ayuda a proteger a esta nación contra otros Estados”, agregó Laya.

La ministra española también señaló que existe una preocupación por parte de la Unión Europea sobre algunas acciones que Turquía ha tomado en Libia, en el Mediterráneo Oriental y sobre el tema de la migración.

“Estoy segura de que Turquía también tiene sensibilidades sobre los pasos que da Europa, por lo que no es un juego de acusaciones. Es un juego de entender cuál es la perspectiva del otro lado. Solo cuando entiendes, cuando escuchas al otro lado, podrás encontrar un camino a seguir", aseveró la diplomática.

Turquía es la primera nación que la funcionaria española visita fuera de la Unión Europea después de la crisis generada por la COVID-19.

“Fue una promesa que le hice al ministro de Relaciones Exteriores (turco) Cavusoglu. Durante la pandemia, habíamos hablado muy a menudo por teléfono. Habíamos estado en un diálogo sobre los suministros, sobre la repatriación de nacionales, así como sobre una serie de problemas que ocurrían en la región, ya sea en el Mediterráneo Oriental, en Libia y Siria, por lo que prometí que vendría a visitarlo en Ankara”, agregó.

Laya dijo que con el ministro Mevlut Cavusoglu discutieron temas bilaterales, problemas de salud relacionados con la crisis de la COVID-19 y también sobre las relaciones Unión Europea -Turquía.

"Era importante porque desde hace algún tiempo había existido un poco de escalada en las tensiones, y cuando hay tensiones es bueno sentarse, hablar, dialogar, comprender y, si es posible, tratar de canalizar los desacuerdos que a veces existen entre países de manera pacífica”, manifestó Laya.



Noticias relacionadas