La Fiscalía General de Bolivia abrió un proceso penal contra Evo Morales por fraude electoral

La demanda judicial por fraude electoral también involucra al exvicepresidente Álvaro García Linera

La Fiscalía General de Bolivia abrió un proceso penal contra Evo Morales por fraude electoral

El fiscal general de Bolivia, Juan Lanchipa, indicó que el Ministerio Público abrió un nuevo proceso penal contra el expresidente Evo Morales por el presunto delito de fraude electoral cometido en las elecciones del 20 de octubre de 2019.

"Hemos remitido a la Fiscalía Departamental de La Paz tal como corresponde (...), hemos recibido la información que han abierto un nuevo caso en contra de las exautoridades (Evo Morales) en relación al fraude electoral", manifestó el jefe de la Fiscalía.

Lanchipa aseguró que este nuevo proceso penal por el delito de fraude electoral surgió del análisis técnico realizado por la Fiscalía “tras la demanda de ampliación del proceso existente que presentó el candidato a la presidencia por Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, la pasada semana ante la Fiscalía General en Sucre”.

La demanda judicial por fraude electoral también involucra al exvicepresidente Álvaro García Linera.

La diputada de Unidad Demócrata (UD), Lourdes Millares, afirmó que la denuncia presentada por Mesa fue "una acción jurídica acertada que, a pesar de la coyuntura electoral, beneficia al país".

La legisladora de UD subrayó que uno de los elementos probatorios fundamentales para el tratamiento de ese caso es el informe emitido por la Organización de Estados Americanos (OEA) que establece una manipulación “dolosa” en las elecciones del 20 de octubre.

El pasado 13 de febrero, Mesa también había exigido que Morales hiciera un resarcimiento económico al Estado por más de USD 31 millones que se usaron durante los comicios del 20 de octubre. En estas, Morales había sido reelegido, pero presionado por las fuerzas de Policía y el Ejército, y luego de múltiples protestas, el exmandatario dimitió el 10 de noviembre. 

"El daño económico tiene que ser resarcido por los responsables y sentar un precedente histórico para que ningún presidente (se) aproveche de su cargo y de su poder para alterar la soberanía popular y burlarse del pueblo; y si alguien se atreve a perpetrar un fraude electoral, sepa que va a recibir lo que merece como autor de un delito de esa naturaleza", destacó Mesa.

Hay que recordar que la Fiscalía General del Estado ya había abierto un proceso de investigación contra los miembros del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y las autoridades electorales departamentales por el sonado fraude electoral registrado en los comicios de octubre.



Noticias relacionadas