Marcha del Día de Cataluña contó con su participación más baja en ocho años

600.000 personas se tomaron las calles de Barcelona reiterando sus llamados para lograr la independencia de Cataluña. Sin embargo, esta cifra no se compara con el millón de manifestantes que acudió a la misma cita en 2017 y 2018

Marcha del Día de Cataluña contó con su participación más baja en ocho años
La fiesta de Cataluña termina con disturbios entre la Policia y manifestantes radicales
La fiesta de Cataluña termina con disturbios entre la Policia y manifestantes radicales

Unos 300 concentrados lanzaron piedras y otros objetos a los agentes

Cientos de miles de manifestantes se tomaron este miércoles por la noche las calles de Barcelona para reiterar sus llamados para lograr la independencia de Cataluña de España.

Según la policía de Barcelona, cerca de 600.000 personas acudieron a la protesta.

La marcha coincidió con la Diada, o Día de Cataluña, una festividad regional en la que se conmemora la derrota de Barcelona durante la guerra de sucesión española del 11 de septiembre de 1714. Desde 2012, el evento ha sido utilizado como un despliegue de fuerza por parte de activistas independentistas.

La participación de este año, aunque fue grande, llegó a su punto más bajo desde 2011. En 2017 y 2018, la policía indicó que un estimado de un millón de personas se tomaron las calles de Barcelona. Mientras que en 2014 (el año en el que se presentó la manifestación más concurrida), participaron unos 1,8 millones de personas.

La Diada de este año se produjo solo unas semanas antes de que los jueces españoles declaren las sentencias de 12 líderes catalanes que estuvieron involucrados en un referéndum ilegal y en un intento fallido de independencia en 2017.

Nueve políticos y activistas independentistas están esperando su veredicto en prisiones, mientras que los otros, incluido el expresidente Carles Puigdemont, han huido y no pueden ingresar al país sin correr el riesgo de ser detenidos.

Algunos líderes se enfrentan a cargos tan serios como rebelión y los abogados demandantes buscan condenas de entre siete y 25 años de prisión.

“Si todavía no somos libres es porque aún no hemos acabado el camino”, declaró el actual presidente de Cataluña, Quim Torra, en su discurso oficial de la Diada. También instó a Cataluña a hacer ejercicio de su derecho a la autodeterminación.

Aunque el separatismo sigue siendo una gran fuerza política en Cataluña, las encuestas sugieren que ésta ha bajado en los últimos dos años. En la última gran encuesta de opinión pública de Cataluña realizada en julio, el 44% de los encuestados se mostró a favor de la independencia catalana, mientras que el 48% opinó que preferiría quedarse como parte de España.

Agencia Anadolu

Foto: (Archivo - Agencia Anadolu).



Noticias relacionadas