López Obrador anuncia un acuerdo con la Policía Federal

El presidente mexicano indicó que el plan contempla que ningún integrante de las fuerzas de seguridad sea despedido, aunque rechace integrarse a la Guardia Nacional

López Obrador anuncia un acuerdo con la Policía Federal

AA - El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció un acuerdo para cerrar la crisis con la Policía Federal donde se compromete en no despedir a los uniformados que rechacen integrarse a la Guardia Nacional.

El acuerdo detalla que los policías en contra de su integración a la Guardia Nacional serán trasladados a otras dependencias como el Instituto Nacional de Migración o la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas.

"Los que no puedan participar en la Guardia Nacional van a tener otras ocupaciones, lo que hablábamos de la vigilancia en oficinas públicas y otras tareas, pero no se despide a nadie", afirmó López Obrador en declaraciones a los medios.

Los policías que aceptaron la propuesta del presidente se comprometieron a hacer un llamado al interior de su entidad para que se finalicen las protestas de los funcionarios que aún se oponen al inicio de operaciones de la Guardia Nacional.

López Obrador hizo el anuncio luego de que un sector de la Policía Federal saliera a marchar en contra de la unión de su entidad a la recién creada Guardia Nacional, un cuerpo de seguridad dirigido por el Ejército que planea enfrentar la violencia en el país.

Actuales y antiguos integrantes de la Policía Federal que fueron consultados por la Agencia Anadolu, indicaron que las inconformidades comenzaron cuando se les notificó que dejarían de recibir bonos por su buen desempeño durante operativos y que los militares, a diferencia de ellos, no tenían que realizar las pruebas de la Guardia Nacional.

“Nosotros somos una fuerza civil como policías. Nos están metiendo a una Guarda Nacional meramente militar. Nos están evaluando haciendo exámenes físicos y médicos realizados por militares, con estándares militares”, aseguró José Luis Ortiz, suboficial de la Policía Federal en Ciudad de México.

Los policías disidentes que se niegan a aceptar las propuestas de López Obrador insisten en pedir una indemnización, que el Gobierno ha calificado de inviable.



Noticias relacionadas