En Medio de la Naturaleza (31/2015)

Soñamos un valle dentro del cual centenares de chimeneas de hadas rojas intentan alcanzar el cielo como escaleras mágicas

En Medio de la Naturaleza (31/2015)


Estimado oyente, te acompañaré en los caminos de los que no tienen prisa. Nos perderemos juntos. Pero, esta pérdida será en las rutas destinadas al corazón de la naturaleza. Cada paso, que tomaremos juntos en estas rutas, nos llevará a lo mejor de los colores y lo mejor de los majestuosos de los paisajes. A veces nos presentará sorpresas excepcionales. Y terminarán estos caminos magníficos a veces en una cascada fascinante o un lago glacial, a veces en una meseta extraordinaria en cuyos campos juegan los niños de mejillas rojas. Pasaremos alrededor de un mar o una ciudad antigua cuyo pasado se remonta hace mil años.
Estas rutas se extienden al corazón de la naturaleza… Cada ruta es como una ventana diferente que abre al país de sueños. La naturaleza nos abre su corazón desde estas ventanas. Aquí presenciaremos juntos todas estas sorpresas abiertas de cada ventana.

Cada semana marcharemos juntos en estas rutas mágicas de una aldea a la otra, desde una ciudad hasta a la otra al hacerse a veces un licio. A veces haremos nuevos descubrimientos en compañía de los paisajes impresionantes en las regiones escondidas de las montañas en las que pisaron solamente los Efe (soldados irregulares turcos). A veces seremos huéspedes de los pastores en un campamento, a veces nos acamparemos alrededor de un lago. Se nos abrirán para siempre todos los caminos orientados al corazón de la naturaleza a través de estas rutas.

Calmaremos con estas rutas mágicas los anhelos a nuestra patria e intentaremos encontrar nuestro camino en el corazón de la naturaleza.

Empieza nuestra marcha…

Soñamos un valle dentro del cual centenares de chimeneas de hadas rojas intentan alcanzar el cielo como escaleras mágicas. Soñamos un valle dentro del cual cada chimenea de hadas asemeja a diferentes formas y presenta diferentes bellezas. Soñamos un valle que todavía no se conoce mucho a pesar de ser una de las importantes herencias naturales del mundo.

Hace 2,5 y 3 millones de años, los ríos llevaron a este valle los materiales arrastrándolos de las rocas ricas en hierro. Este afluente había seguido unos millones de años. Este material suave en la zona comenzó a formarse primero por lluvia y luego por viento. A pesar de que fueron semejantes las condiciones de erosionar con Capadocia, en este valle no se encuentran asentamientos antiguos. La causa de esta es que las formaciones en Narman son muy finas. Los tufos ricos en sílice habían sido convertidos en albergues muy fácilmente por el humano debido a que Capadocia se formó con el volcanismo. Pero, el valle de Narman no había sido utilizado como albergue por haber sido formado con la erosión de los materiales finas en el lago.

El cañón de Narman y las chimeneas de hadas rojas dentro del cañón, que se conocieron solamente por unos pocos geólogos hace unos años, comenzaron a conocerse más después de las excavaciones de geo- parques en el cañón hechas por la Universidad de Estambul. Estas raras formaciones encontradas en algunas regiones del mundo encabezan las maravillas más importantes naturales de Turquía. El cañón se sitúa en las fronteras del departamento de Narman de Erzurum. Y las chimeneas de hadas comienzan a partir de unos 11 kilómetros del camino Narman Pasinler. La naturaleza comienza a convertirse poco a poco en rojo a lo largo del camino, y alrededor de la aldea de Yoldere dominan las formaciones geográficas completamente rojas.

Se observan más de 100 chimeneas de hadas con diferentes panoramas en ocho valles grandes. Estos panoramas extraordinarios se extienden en un área total de 63 kilómetros cuadrados. El más conocido de estos ocho valles es el valle de Göndere.

Esta semana hacemos un viaje en el valle de Göndere. Nuestro viaje durará cuatro kilómetros. Les aconsejo que visitad el valle en primavera, otoño e invierno en lugar de verano. El valle no está cubierto de mucho nieve en los meses invernales. El valle tiene más agua en primavera. El paseo por la naturaleza hecho en los meses de otoño nos ofrece panoramas magníficos.

Al marchar en el camino de Pasinler, vemos la placa de las Chimeneas de Hadas de Narman. Después de 600 metros de entrar en este camino derecha, llegamos a un antiguo campo de fútbol. Aquí, vemos dos chimeneas de hadas rojas. El largo se parece a un extraterrestre que hace muescas. Las formaciones extraordinarias naturales de decenas de años hacen pensar que el artista real es la naturaleza. Un paseo de unas horas en el valle nos hará vivir momentos inolvidables a lo largo de nuestra vida. Al comenzar a marchar dejando atrás a dos chimeneas de hadas, nos encontramos con las formaciones parecidas a humanos que se alinean juntos.

El valle aloja cada especie de animales, sobre todo lobo, zorro, águila, conejo, halcón, gorrión y codorniz. Este valle es un mundo increíble. Puede sobrevolar una manada de gorrión o codorniz, y un águila que le sigue. Este valle lleva una importancia vital para la naturaleza no sólo con sus formaciones geográficas sino también la diversidad biológica.

Seguimos marchando a lo largo del valle y giramos a la izquierda del tercer valle pequeño. Cuando marchemos diez minutos, nos encontramos con una formación de erosión que se parece a una balanza de la justicia.

A lo largo de nuestra marcha, que durará cerca de dos horas, nos topamos con chimeneas de hadas cuya cada una se parece a una formación diferente. Alguna se parece a una cobra, alguna a un turbante otomano y alguna a un lagarto.

Al llegar al final del valle, entramos en una vereda a la izquierda. El valle de Göndere y otros valles pequeños quedarán atrás. Y nos sentiremos que estamos en un otro planeta cuando miremos desde arriba las chimeneas de hadas rojas.

El sol poniente por ahora tanto pondrá fin a nuestro panorama magnificente como será una señal de que comience la lucha de vida para los animales en el valle. Este círculo seguirá hasta que la última chimenea de hadas se convierta en una tierra.

Deseamos estar con ustedes en otro camino que llega al corazón de la naturaleza.

Por Yıldırım Güngör

 


Etiquetas:

Noticias relacionadas