Feria de arte Barcú en Colombia da un salto a lo digital y se renueva tras la pandemia

La séptima versión de la reconocida feria ‘Bogotá, Arte y Cultura’ llega en 2020 con una innovadora propuesta virtual

1501020
Feria de arte Barcú en Colombia da un salto a lo digital y se renueva tras la pandemia

AA - El sector cultural y artístico es tal vez uno de los más afectados por la pandemia del coronavirus (COVID-19) en el mundo entero.

Este virus, que deja en Colombia casi 830 mil casos positivos y cerca de 26 mil fallecidos, también paralizó el área de las artes en el país. Pero ello fue un impulso para que la feria Bogotá, Arte y Cultura, Barcú 2020, se renovara.

En ediciones previas, esta plataforma que impulsa el mejor talento artístico, se caracterizó por ser un recorrido único en el barrio La Candelaria, en el corazón y centro histórico de Bogotá, con una selección de galerías nacionales e internacionales, exposiciones de artistas independientes y provenientes de diferentes partes del mundo, arte urbano en callejones “legendarios, performances deslumbrantes, iconos musicales en vivo y cientos de experiencias para todo público”.

Pero ahora, la séptima versión de la feria, en 2020, se realizará de forma virtual con una programación de actividades artísticas y muestras culturales que, como es habitual, tendrán como epicentro La Candelaria. Y además de mantener vigente la propuesta de barrio, Barcú 2020 se irradiará a otras regiones de Colombia.

“En este nuestro séptimo año, nos enfrentamos a un reto sin precedentes con la pandemia. Es un momento en donde todos tenemos que unir fuerzas, ya que al estar unidos venceremos cualquier obstáculo. Este año Barcú migra hacia el mundo virtual, manteniendo nuestra esencia y creando experiencias únicas para nuestros miles de visitantes que nos seguirán desde cualquier lugar del mundo”, dijo María Teresa Rojas, directora de la feria.

Y hay más novedades, pues aunque este tipo de ferias tienen fines comerciales y económicos, a partir de la venta de obras de arte, dada la contingencia mundial, Barcú se transformó hacia un evento con un sentido más académico, con talleres virtuales, conferencias de arte, cine y literatura.

“Nos tomamos el reto de organizar este proyecto en donde siete curadores del país nos van a contar, a partir de su mirada, cómo está el arte en Colombia en sus diferentes regiones”, expresó Rojas durante una conferencia de prensa.

La directora admitió los retos que ha implicado la pandemia para el sector artístico, pero también reconoció las oportunidades que trae consigo la virtualidad en un momento en que varias ferias, teatros y expresiones artísticas han tenido que cerrar.

Al respecto, María Teresa Rojas recapituló una conversación que tuvo en algún momento con Solimán López, curador de arte de Barcú, quien le dio a entender “la gran oportunidad que tenía Barcú” este año, que “ha sido un desafío total”.

“Si tú te centras en pasar la presencialidad a lo virtual como una funcionalidad, siempre te va a hacer falta lo presencial, porque va a haber una nostalgia vinculada a algo que perdiste. En cambio, tienes que partir de un pensamiento virtual”, dijo.

Y añadió: “¿Qué te ofrece la virtualidad? Te ofrece volar, algo que no puedes hacer en la presencialidad. También te ofrece conocer el antes y el después de un barrio simultáneamente, algo que no puedes hacer caminando por una calle. Te ofrece los sonidos que puedes vincular dentro de la experiencia en el momento que tu quieras. Ahí entendí la gran oportunidad que tenía Barcú”.

Por ello, en 2020 los promotores de Barcú decidieron arriesgarse a “mostrar el arte y la cultura de una manera diferente”.

Durante la conferencia de prensa, Solimán López, quien estuvo a cargo de la arquitectura digital de Barcú 2020, reflexionó acerca del mensaje que deja esta transición hacia lo digital en medio de la situación que vive la humanidad.

“Ha habido muchos festivales que han caído, que han ‘colgado las botas’ y se han visto derrotados por el COVID. De alguna manera, Barcú está siendo un ejemplo internacional de cómo adaptar sus contenidos a la cultura digital, de cómo abrir y democratizar la cultura a todo el mundo, de cómo subirse al carro de la no depresión ante una economía que se ha visto doblegada por culpa del coronavirus”, expresó.

López agregó que este cambio demuestra cómo la feria de arte, a través de diferentes estrategias digitales, “está dando respuesta conceptual y técnica a muchas de las grandes preguntas que plantea la cultura en este contexto actual”.

Sumado a los siete curadores locales, la reconocida feria ‘Bogotá, Arte y Cultura’ trae como invitados especiales al artista colombiano Raúl Marroquín, padre del video arte; y el poeta y artista británico Robert Montgomery.

Pero también trae a Clemencia Echeverri, una de las figuras más importantes de la escena artística colombiana, quien presentará su obra ‘Sin Cielo’, en la cual expone un conjunto de nueve imágenes fragmentadas del paisaje de Marmato, Caldas, un pueblo que fue transformado drásticamente por la minería del oro.

La artista muestra en estas imágenes los efectos nocivos de la explotación aurífera sobre el paisaje, las aguas y la naturaleza.

Dentro de la programación hay visitas virtuales guiadas, obras proyectadas en grandes pantallas de reconocidos escenarios de la capital, como el Movistar Arena, el túnel peatonal y galería cultural San Diego y el árbol solar del Parque Bicentenario.

Habrá, además, un recorrido virtual en 3D por 16 galerías de arte, tanto nacionales como foráneas; 32 ‘Spotlights’ o artistas emergentes elegidos por los curadores de Barcú para dar a conocer sus obras; una exhibición de fotos y videos de diferentes regiones de Colombia a raíz de una investigación de arte de territorios, y un recorrido virtual por las calles, plazas y casas de La Candelaria “mostrando su cultura e historia con testimonios de sus habitantes”. Barcú se realizará del 13 al 18 de octubre próximo (AA).



Noticias relacionadas