Documentos desmienten alegato israelí de la ilegalidad de una placa turca en cementerio de Jerusalén

La placa marcaba la finalización del proyecto de restauración del Cementerio Yusufiye por parte de la Agencia de Cooperación y Coordinación Turca (TIKA).

1444081
Documentos desmienten alegato israelí de la ilegalidad de una placa turca en cementerio de Jerusalén

Documentos oficiales refutan la afirmación de Israel de que se colocó sin permiso una placa de la Agencia de Cooperación y Coordinación Turca (TIKA) en un cementerio musulmán histórico en la ocupada Jerusalén Este.

La placa marcaba la finalización del proyecto de restauración del Cementerio Yusufiye, uno de los cementerios musulmanes más antiguos de la Jerusalén ocupada, por parte de TIKA y había estado allí durante 10 años, antes de que los funcionarios israelíes la retiraran este miércoles.

La Agencia Anadolu contactó a la Municipalidad israelí de Jerusalén que afirmó que la placa fue retirada porque "fue colocada sin permiso", pero los documentos oficiales refutan este pretexto.

Los documentos a los cuales accedió la Agencia Anadolu este jueves contienen todos los detalles del proyecto de restauración llevado a cabo por el Comité para la Preservación de los Cementerios Islámicos en Jerusalén y financiado por la agencia turca.

Estos muestran que se obtuvieron de la municipalidad todas las autorizaciones requeridas, mientras que se refieren específicamente al permiso para colocar una placa con detalles del proyecto y el nombre del contratista.

Mustafa Abu Zahra, jefe del Comité para la Preservación de los Cementerios Islámicos en Jerusalén, dijo que la placa había estado expuesta al público desde 2010 y que las autoridades israelíes no habían planteado ninguna objeción en una década.

Abu Zahra aseguró que el municipio nunca había abierto una discusión sobre la placa al comité.

TIKA había financiado la reconstrucción de las paredes del cementerio de Yusufiye, de 700 metros de largo y cinco metros de alto, como parte del proyecto de restauración.

Ahmet Refik Cetinkaya, quien dirige la oficina de TIKA en Palestina, condenó la acción israelí como "ilegal e irrespetuosa".

También confirmó que el proyecto se llevó a cabo con la aprobación de todas las autoridades israelíes y palestinas interesadas.

Por su parte, el director de Comunicaciones de Turquía, Fahrettin Altun, condenó este miércoles la medida.

"La eliminación de la placa de TIKA en el cementerio de Yusufiye por la Policía israelí en Jerusalén es una manifestación de la profunda ira que sintieron hacia nuestra bandera de medialuna y estrella, que es el refugio de los oprimidos en todo el mundo. La razón de este odio es bastante bien conocida", dijo Altun en Twitter.

TIKA comentó más tarde sobre el tema, al decir en Twitter: "La eliminación de la placa de TIKA en el muro perimetral del histórico Cementerio Yusufiye, que fue restaurado por TIKA en Jerusalén, es un acto ilegal de aquellos que se sienten incómodos con la presencia de los esfuerzos realizados por Turquía para la paz y la prosperidad en la región".

Varios grupos de extrema derecha israelíes han lanzado recientemente una campaña contra la presencia y el apoyo de Turquía a los palestinos en la ocupada Jerusalén Este.

Cisjordania, incluida Jerusalén Este, se considera un territorio ocupado según el derecho internacional, lo que hace que todos los asentamientos judíos allí sean ilegales.

El mes pasado, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, anunció que su Gobierno anexaría formalmente el Valle del Jordán y todos los bloques de asentamientos en Cisjordania.

Los funcionarios palestinos han amenazado con abolir los acuerdos bilaterales con Israel si continúa con el plan de anexión, lo que socavaría aún más la solución de dos Estados.

El plan de anexión surgió como parte del "Acuerdo del Siglo" presentado por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, el 28 de enero. En él se llama a Jerusalén la "capital indivisa de Israel" y se reconoce la soberanía israelí sobre gran parte de Cisjordania.

El plan exige el establecimiento de un Estado palestino en forma de un archipiélago conectado a través de puentes y túneles.

Los funcionarios palestinos dicen que, según el plan de Estados Unidos, Israel anexará 30% o 40% de Cisjordania, incluida toda Jerusalén Este.



Noticias relacionadas