Los famosos que han muerto por coronavirus alrededor del mundo

Además del emblemático músico camerunés Manu Dibango, el COVID-19 se ha llevado a varias figuras reconocidas de la cultura, el deporte y la ciencia

1385677
Los famosos que han muerto por coronavirus alrededor del mundo

En la página de Facebook de Manu Dibango fue revelada la triste noticia: “Una voz se eleva en la distancia [...] Es con profunda tristeza que anunciamos la muerte de Manu Dibango, nuestro Papy Groove, el 24 de marzo de 2020 a la edad de 86 años, por las las secuelas del COVID-19". Su verdadero nombre era N’Djoké Dibango, era apodado el abuelo del groove y es reconocido, especialmente en los países francófonos, como una institución del jazz con más de 60 años de trayectoria.

Dibango murió por el brote del nuevo coronavirus y la enfermedad que produce (COVID-19), que contrajo en París.

En medio de la pandemia, la información surge rápido y se pierde en la maraña de números de muertos, infectados y recuperados; entre decisiones de mandatarios y cierre de fronteras; entre manifestaciones de ciudadanos y consejos para que la gente pase el tiempo encerrada sin perder la cabeza. Muchos de los muertos eran personas reconocidas a nivel internacional y sus seguidores no tienen más remedio que despedirlos desde el silencio de la cuarentena.

De los cientos de miles de infectados y miles de muertos, estas son algunas de las personas que se ha cobrado esta enfermedad:

1) Manu Dibango

Músico y compositor camerunés que tocaba el saxofón y el vibráfono. Desarrolló un estilo musical fusionando jazz, funk y música tradicional camerunesa. Su canción Soul Makossa fue usada por Michael Jackson en el éxito Wanna Be Starting Something. Murió a las 86 años.

2) Terrence McNally

Escritor estadounidense cuya variada y prolífica carrera como dramaturgo, libretista musical y guionista le trajo cinco premios Tony y un Emmy. Escribió obras de teatro como Love! Valour! Compassion! (1994) y El beso de la mujer araña (1990), una adaptación del libro del argentino Manuel Puig. Fue guionista de películas como Frankie and Johnny (1991), una comedia romántica con Al Pacino y Michelle Pfeiffer. Murió a las 81 años.

3) Lorenzo Sanz

Empresario español, presidente del Real Madrid entre 1995 y 2000, y propietario del equipo de fútbol Málaga CF, de segunda división. Como presidente del Real adquirió con su propio dinero a cracks del fútbol como Davor Šuker y Predrag Mijatović, lo cual les permitió ganar la Copa de Europa, que el equipo no había obtenido desde 1966. El famoso futbolista Míchel Salgado se casó con su hija Malula. Murió a los 76 años.

4) Chang Kai

Popular cineasta chino, su trabajo más recordado es Farewell my Concubine (1993) con la que obtuvo la Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes. Sus últimos días fueron trágicos. Su padre contrajo el virus a finales de enero y él se convirtió en su cuidador después de no encontrarle una cama en un hospital. Su hermana, su mamá y él se infectaron, pues vivían en Wuhan, la ciudad donde surgió el brote del nuevo coronavirus. Murió a los 55 años.

5) DJ Black N Mild

Olivier Stokes Jr., más conocido como DJ Black N Mild, era un mezclador de música que se hizo famoso por llevar a la radio la música Bounce, un estilo de ritmo enérgico del Hip Hop de Nueva Orleans, que se originó a finales de 1980. Trabajó con artistas como Drake, Lil Wayne y Big Freedia. La última publicación en sus redes sociales decía: "Es neumonía, no gripe". Murió a los 44 años.

6) Li Wenliang

Curiosamente este médico chino se hizo famoso después de su muerte. Fue la primera persona en advertir al mundo sobre la epidemia de coronavirus en Wuhan. El 30 de diciembre de 2019, Li escribió en un grupo privado: "Siete casos confirmados de SARS fueron reportados desde del mercado Huanan". El hospital lo culpó por filtrar información y la policía lo interrogó, dándole un aviso de advertencia y censurando sus “comentarios falsos". Su publicación se volvió viral y los ciudadanos chinos cuestionaron a las autoridades por silenciar a los médicos que advertían sobre la gravedad de la situación. Murió a los 33 años.

7) Lucía Bosé

Actriz italiana quien alcanzó la fama en 1950, durante el periodo neorrealista del cine italiano. Actuó en películas de Michelangelo Antonioni y Luis Buñuel. Se casó con el torero español Luis Miguel González Lucas (o Luis Miguel Dominguín), y dejó de actuar para dedicarse de lleno a sus dos hijos: Paola González Bosé, actualmente una renombrada actriz española más conocida como Paola Dominguín, y Miguel Bosé, cantante de pop y actor que nació en Panamá y se convirtió en ciudadano colombiano honorario en 2010. Lucía murió a sus 89 años.

8) Vittorio Gregotti

Arquitecto, figura clave en la posmodernidad arquitectónica italiana de los años setenta. Gregotti fundó su propio estudio, el Gregotti Associati International, que diseñó el Estadio Olímpico de Barcelona para los Juegos Olímpicos de 1992, ​​el Centro Cultural de Belém en Lisboa, el Teatro de Ópera Arcimboldi en Milán y el Pujiang New Town en Shanghai, China, una nueva ciudad con un tema arquitectónico italiano. Murió a los 92 años.

9) António Vieira Monteiro

Presidente de la junta directiva del Banco Santander, el banco español en Portugal, desde 2019, y su presidente ejecutivo entre 2012 y 2018. Durante estos años Santander adquirió dos bancos: Banif y el Banco Popular, que lo convirtieron en una de las instituciones financieras más grandes de la península Ibérica. Monteiro se infectó en el norte de Italia, donde estaba de vacaciones con su familia, y fue la segunda víctima mortal de COVID-19 en Portugal. Murió cuando estaba a punto de cumplir 74 años.

10) Reza Mohammadi Langroudi

Clérigo chiíta iraní con el rango de ayatolá. Fue estudiante del ayatolá Jomeini y durante la Revolución Islámica de 1979 jugó un papel influyente en las movilizaciones contra el Sha. En los últimos años fue representante del actual Líder Supremo iraní, Alí Jamenei, en la ciudad de Langroud, una ciudad en la costa sur del mar Caspio. Murió a los 91 años.

***

Pero hay muchos más. También está Liu Shouxiang, un maestro de pintura en acuarela China; Innocenzo Donina, futbolista italiano; Lee Cha-su, político y activista de Corea del Sur; Marcelo Peralta, músico argentino; Aytaç Yalman, general del Ejército turco; Jean Leber, violinista francés; Mike Longo, jazzista estadounidense; Zororo Makamba, periodista de Zimbabue; Aileen Baviera, una académica de Filipinas; Mohammad Mirmohammadi, asesor principal del ayatolá iraní Ali Jamenei, y Rose Marie Compaore, vicepresidenta del parlamento de Burkina Faso, entre otros… muchos otros.

Todas las personas tienen una historia de vida importante, y logros personales que deben ser elogiados. Sin embargo, solo quedan en una cifra de muertos que aumenta por una enfermedad que ha cambiado la manera como vemos la vida. Este listado se puede leer en tres minutos, pero si quisiera conocer la historia de los 19.675 muertos por coronavirus que van hasta este miércoles 25 de marzo, tardaría 45 días: un mes y medio sin parar de leer.

Lo más triste de morir por COVID-19 no es que se desconozca la historia de su vida, sino el efecto que esto genera en familiares y amigos que no podrán despedirse por las estrictas medidas de aislamiento que existen alrededor de estos pacientes. La pregunta por la muerte y los rituales fúnebres que hacemos para despedir a quienes amamos son una de las prácticas socioculturales que nos diferencian e identifican como especie. No poder decir adiós en estos días es una tragedia para toda la humanidad.



Noticias relacionadas